“Lo mataron por matar”, aseguró el cuñado del joven asesinado de un balazo en el rostro en Merlo

El joven asesinado en Merlo

El cuñado del joven de 29 años que fue asesinado de un balazo en el rostro por delincuentes que le robaron el teléfono celular el sábado último en la localidad bonaerense de Merlo aseguró hoy que “lo mataron por matar” y contó que, tras el crimen, los asaltantes continuaron con un raid por la zona.

“Tuve la desgracia de ser testigo, no nos dieron tiempo a nada, fue en un segundo”, comentó esta mañana en diálogo con TN Oscar, quien en el momento del asalto se encontraba hablando con la víctima, Alejandro Marcelo Reynaga, en el frente de su vivienda.

El hombre relató que del Volkswagen Cross Fox que se acercó a donde se encontraban ellos descendieron tres delincuentes “con pistolas y las caras tapadas, barbijos negros y capuchas”.

“Nos dijeron ‘quédense quietos’, nada más, y cuando me tiraron al piso apenas levanté la cabeza y vi que mi cuñado baja la cabeza y con la mano derecha les da el celular, se lo estaba entregando”, siguió.

En ese momento, el asaltante que mató a Reynaga “lo agarra del brazo, se lo estira, y con la otra mano le ejecuta el disparo en el rostro”, recordó Oscar.

“Lo mataron por matar, no me dio tiempo de abrir la puerta de mi casa que lo agarraron del brazo y lo ejecutaron así, de una, sin que resista el asalto”, se lamentó.

Además, aseguró que luego de cometer el crimen, uno de los ladrones disparó al menos otras cinco veces mientras se alejaba del lugar en dirección al auto en el que lo esperaba el conductor y sus otros dos cómplices, uno de los cuales impactó en una de las casillas del terreno que habitan, en la que vive Rocío, su hermana y esposa de la víctima.

“La Policía dice también que fue un ajuste de cuentas pero no fue así, mi cuñado corta el pasto y poda árboles, lo conocen todos acá, y no tiene ningún problema con ningún vecino o pibe del barrio para que hayan venido así a matarlo”, añadió el hombre.

Oscar también aseveró que después de asesinar a su cuñado, el grupo de delincuentes continuó con un raid delictivo en la zona, que quedó registrado por cámaras de seguridad municipales que la Policía le mostró el sábado para constatar que fuera el mismo vehículo utilizado por los asaltantes.

“Hay lugares para pedir cámaras, tienen que moverse nomás, el auto era robado pero siguen sin encontrarlo, todavía hay posibilidad de encontrar a los delincuentes que mataron a mi cuñado”, finalizó.

Por otra parte, Rocío dijo que “todos conocían” a su marido en el barrio y que él “siempre arreglaba sus máquinas para que no le faltara trabajo” como cortador de césped y podador de árboles.

“Siento bronca; no podemos estar acá en la vereda que nos matan”, agregó.

El hecho se registró el sábado recién pasada la medianoche, cuando Reynaga charlaba con su cuñado en la vereda y los delincuentes lo abordaron para sustraerle un teléfono marca Samsung Galaxy.

Luego del disparo que mató al joven y la huida de los ladrones, acudió al lugar personal de la comisaría 3ra. de Merlo y un médico policial que constató que la víctima había recibido un balazo que ingresó por su pómulo izquierdo, con un orificio de salida en la nuca.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón, a cargo de Mario Ferrario, quien caratuló el expediente como “homicidio en ocasión de robo” y ordenó una serie de medidas para intentar localizar a los involucrados.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)