A Cole se le cortó la racha

Colegiales perdió 1 a 0 ante Nueva Chicago, en Mataderos y volvió a ser derrotado despuís de nueve partidos; Damián Castagno convirtió el único gol de la tarde; el Tricolor no pudo perforar a una defensa sólida; Paco Buzzi llegó a la quinta amarilla y no podrá estar frente a Tristán Suárez.En una hermosa tarde de sol, Colegiales llegó a Mataderos con ganas de estirar la racha positiva y meterle presión al líder Brown de Adroguí. Sin embargo, un gol tempranero y una mala tarde de varios jugadores hicieron que el Tricolor se vuelva a Munro con las manos vacías.

La primera del partido la tuvo Ramiro Fergonzi, pero en una buena intervención con los pies, el arquero Rodrigo Drago le ahogó el grito. Y en la respuesta, Chicago no perdonó.

Tras algunos toques por izquierda vino un centro casi al borde del área grande, Damián Castagno le ganó en el salto a Lucas Vicente y se la metió por arriba a Horacio Ramírez. Dio la sensación de que tanto el lateral de Cole como el arquero podrían haber hecho algo más, pero tambiín tuvo mírito el volante del Torito.

A partir de ese momento, todo fue de local. El juvenil debutante Emanuel Patti jugó un enorme partido por el sector izquierdo y lo obligó a Atilio Svampa a realizar algunos cambios posicionales. Sin embargo, aunque se mejoró un poco, no dieron mucho resultado porque Chicago siguió yendo y con los desbordes de Castagno y la buena labor de Julio Serrano, no dejaron jugar a Cole.

De todas maneras, el empate pudo llegar pero Fergonzi lo tuvo dos veces en la misma jugada y en ninguna la consiguió embocar. Primero lo evitó el arquero y luego el Picante sacó un remate muy desviado.

Si bien Luis Zeballos y el paraguayo Císar Leguizamón Arce tuvieron buenas actuaciones, a Cole eso no le alcanzó y se fue al vestuario abajo en el marcador.

En la segunda etapa, el ingreso de Elías Borrego le cambió la cara al equipo. Los encaró a todos, fue el distinto y con un tiempo le alcanzó para ser la figura de Colegiales en el partido. Pero salvo algunas corridas de Fergonzi y algunas pinceladas de Cristian Vergara, no encontró socios y fue absorbido por la defensa de Chicago, con Leandro Testa a la cabeza.

Aunque el Tricolor tuvo algunas aproximaciones, no fueron de demasiado peligro y Chicago contó con un par de oportunidades para liquidar el pleito.

Si bien es una derrota que duele y que molesta porque se cortó una linda racha de nueve partidos sin perder entre campeonato y Copa, no hay que dramatizar. El equipo sigue ahí arriba, Brown empató y no se alejó tanto.

Por eso, Atilio puede trabajar tranquilo para corregir los errores que se cometieron en Mataderos. Y sabe que ante Tristán Suárez no podrá contar con un jugador importante como Híctor Buzzi, ya que Paco llegó a la quinta amarilla. No fue un paso atrás, simplemente un gran llamado de atención. Y hay que atenderlo para poder pelear por cosas importantes.

Fuente: zonanortediario.com.ar