Chaca dio vuelta y sumó tres puntos en casa

El Funebrero jugó un písimo primer tiempo y perdía 1-0 ante Defensores || Pero en el complemento sacó fútbol, guapeza y se lo dio vuelta por 2-1 con un gol agónico de Vismara.

“Las brujas no existen, pero que las hay, las hay”, dice el viejo refrán. Y en San Martín hay una que le dio una gran alegría ante Defensores de Belgrano. Federico Vismara clavó un gol agónico para darle una victoria más que necesaria ante el Dragón por 2-1 en el Juan Pasquale por la fecha 7 de la Primera B Nacional.

El nivel futbolístico del Funebrero fue de menor a mayor. Los dirigidos por Jorge Vivaldo jugaron un písimo primer tiempo y ya desde los 7 minutos de juego se iban a encontrar en desventaja tras un córner en contra que terminó en un gol de Goux, quien encontró la pelota al piso dentro del área y fulminó el arco de Pedro Fernández. Y para colmo de males, despuís del 1-0 se lesionó Wilson Gómez y ya el Flaco debía gastar un cambio con el ingreso de Alderete.

La defensa de Chaca no mostraba solidez y el Dragón lo lastimó permanentemente por el carril de Gabriel Lazarte con varios estiletazos de Ezequiel Aguirre, pero el dueño de casa no tuvo la efectividad necesaria para estirar el marcador y así el conjunto de San Martín seguía con vida e ilusión de cara al complemento.

En la etapa final, el Tricolor sacó más guapeza que fútbol y empezó a empujar a Defensores en su propio campo y antes del cuarto de hora de juego de la parte complementaria, Elías Alderete no iba a desperdiciar una de las pocas chances netas que tuvo y clavó el 1-1 transitorio para darle, en ese momento, un punto que valía más para Chaca que para el dueño de casa.

Con el correr de los minutos, Fabián Nardozza, DT de Defe, apostó el todo por el todo con cuatro delanteros para ganar el partido y esa estrategia favoreció al visitante, que dominó con más tranquilidad el mediocampo y de a poco hacía todos los míritos para quedarse con los tres puntos. Y cuando se apagaba el encuentro, a los 44 minutos, apareció Federico Vismara en una segunda jugada, donde conectó un rebote y la clavó en el palo derecho de Maximiliano Velazco y así darle a Chaca un triunfo tan necesario como el agua en el desierto.

El Funebrero volvió a ganar, respira el plantel y tambiín Vivaldo. El hincha se quedará con la imagen que dejó el equipo en el segundo tiempo y ahora pasará una semana con más tranquilidad de cara al partido ante Gimnasia de Jujuy dentro de una semana en San Martín.

Fuente: zonanortediario.com.ar