Claudia Bracchi: “Si hay algo que se puso en valor es el cuidado de la vida, y la educación tiene que acompañar ese proceso”

La subsecretaria de Educación bonaerense, Claudia Bracchi, habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online. Allí dio su visión sobre el regreso a clases presenciales y repasó las medidas del gobierno provincial para que los chicos mantengan la continuidad pedagógica. “La docencia bonaerense dio respuestas, fue mejorando. No somos los mismos, fuimos generando condiciones para llegar a todos”, evaluó.

-¿Cómo viene la situación respecto a la vuelta a clases?

En primer lugar, para nosotros desde que se suspendieron las clases la continuidad pedagógica se convirtió en el eje central de esta relación y vínculo con los y las estudiantes, desde cada uno de los maestros y maestras o profesores y profesoras. En agosto se construyó el protocolo federal con la participación de todos los ministros y ministras y sus equipos, y se aprobó por unanimidad. Nosotros en la provincia de Buenos Aires empezamos a trabajar en la planificación de distintos modelos y la vuelta a la presencialidad.

Tomamos ese protocolo federal para ir estableciendo todos los componentes ya sean vinculados al cuidado sanitario y a la cuestión pedagógica. Hace unas semanas, el Concejo Federal aprobó la vuelta a clases presenciales en algunos distritos, a partir de una evaluación epidemiológica. Esa resolución establece tres indicadores para la provincia. El ministerio de salud incorpora dos indicadores más que establecieron cuáles eran los distritos que iban a volver a las clases presenciales. Nosotros veníamos trabajando en ese sentido, cuando se definen esos distritos, fuimos definiendo dos cosas: por un lado, poder establecer distintos momentos para esa vuelta a la presencialidad y también establecer quienes iban a ser los primeros en término de matrícula, acerca de quienes iban a volver. Cuando se haga la evaluación, que la hará la provincia, se definirán qué distritos vuelven y la dirección general informará a todas las escuelas.

El primer momento será la reunión de unidad de gestión distrital. Esta semana ya se encuentran los docentes y los directivos de las escuelas que van a asistir. La primera cuestión central es la aplicación del plan jurisdiccional, el cual cuenta con distintos protocolos que fueron aprobados por el Ministerio de Educación. El plan jurisdiccional establece las medidas de distanciamiento, de infraestructura, etcétera. Hay que atender a todas las cuestiones que tienen que ver con políticas de cuidados. El tiempo de enseñanza será de 90 minutos.

En esa primera etapa, los alumnos que asistan, serán chicos que presentaron dificultades en la continuidad pedagógica. Nosotros desde el primer momento, en abril, elaboramos una propuesta con la dirección de psicología, para generar condiciones para que se estableciera el vínculo pedagógico. Después del receso invernal, empezamos un relevamiento para la nominalización de cómo avanzaba la continuidad pedagógica. Los datos nos permitieron establecer el programa de acompañamiento y vinculación para sumar a todas las actividades que los docentes vienen haciendo. Cuando se aprobó la resolución del Concejo, establecimos que los primeros que van a ir a clases son aquellos que necesitan reforzar o recuperar saberes. Luego habrá otra etapa en la que se incorporarán los estudiantes de los últimos años. Todas las semanas se hará la evaluación epidemiológica, porque esto no es algo estático, sino algo dinámico. Eso será de miércoles a miércoles.

– Esto se va a dar en distritos del interior con pocos casos de Covid ¿Qué tiene que pasar para que vuelvan las clases en algún municipio del conurbano?

Tiene que mermar la circulación comunitaria del virus para que no haya contagios. Cuando uno piensa en la apertura de un colegio, hay una enorme circulación. No sólo estudiantes, sino también trabajadores y las familias que acompañan a los chicos al colegio. Entran en juego distintos indicadores, donde se va estableciendo cómo es la situación epidemiológica, esto te da la pauta. Lo decide el ministerio de Salud. Por eso señalé que la continuidad pedagógica se hizo desde el primer momento y se sigue haciendo. Lo que uno trata de ir generando es, cuando se den las condiciones, acciones para la presencialidad, que sabemos que es importante. Pero si hay algo que se puso en valor es el cuidado de la vida, y la educación tiene que acompañar ese proceso.

Vamos planificando acciones que deben llevarse a cabo, pero siempre con políticas de cuidado. Algunos sostienen que no está pasando nada en las escuelas y está pasando de todo. En este tiempo, los docentes trabajaron para que la enseñanza esté presente. La política pública acompaña con decisiones como que las propuestas pedagógicas estuvieran colgadas en una plataforma que se llama Continuemos Estudiando. No alcanza con eso, por eso se acompañó con cuadernillos para los chicos que no tienen conectividad para que se les garantice el derecho de que sigan aprendiendo. Es una situación inédita, a veces hay que tener en claro que es una situación excepcional, la política educativa tiene que dar respuestas excepcionales. En eso trabajamos.

– ¿Cómo toman las marchas que hubo, sobre todo en la zona norte, reclamando la vuelta a las aulas?

El pedido de los padres lo tenemos que atender y explicar esta situación. Lo hicimos en los distritos en los que hubo marchas. Hay que tener una política de cuidado. Cuando uno piensa en la escuela, incluso en los distritos en los que hay riesgo bajo, no podemos tener la misma situación preexistente a la pandemia: los grupos deben ser reducidos, con determinadas condiciones, hay que planificar entrada y salida para no acumular gente. Si nuestra vida cambió, ¿por qué pedimos que la escuela sea igual que antes? La escuela debe generar otras cosas también. Vamos a ir generando condiciones cuando el riesgo sea bajo y no haya posibilidad de contagio, cuando los chicos y los trabajadores puedan estar bien. Redoblamos los esfuerzos para llegar a todos.

Sabemos lo importante que es la escuela en la vida de nuestros estudiantes. Cuando vimos esta situación excepcional, implicó un desafió enorme. Los docentes nos preparamos para la presencialidad, no es lo mismo encontrarse cara a cara que desplegar actividades para llegar a ellos. Hubo y sigue habiendo capacitación para los docentes. Se anotaron muchísimos docentes y lo siguen haciendo. Un docente prepara una tarea en la que hay que llegar por WhatsApp al alumno, ahí hay mucho trabajo, ese docente planificó un tema, actividades, lo mandó, el chico lo recibió, lo hizo y lo mandó, mientras que el docente tuvo que corregirlo y enviarlo de nuevo, diciéndoles en qué se equivocaron. Quiero poner en valor el trabajo de los y las docentes, y el saber pedagógico que fuimos capaces de construir. La docencia bonaerense dio respuestas, fue mejorando. No somos los mismos, fuimos generando condiciones para llegar a todos.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

loading...