Interrumpieron el embarazo de una nena que había sido violada en Tigre

Una nena discapacitada de 10 años fue intervenida hoy por mídicos del Hospital de Niños de la localidad bonaerense de Tigre, que asumieron la decisión de interrumpir su embarazo, consecuencua de una violación, en base a un pedido formal de la madre, que se amparó en el artículo 86 del Código Penal.
El director mídico del Hosital Materno infantil de Tigre "Dr. Florencio Escardó" confirmó, además, que la nena denunció que fue violada por su padrastro, que está prófugo, y sostuvo que se la asiste para preservar tanto su salud física como psíquica y su integridad.

"Hemos decidido interrumpir el embarazo de la niña. Acá no se trata de estar o no a favor del aborto. A veces, la situación exige dejar a un lado las posturas personales y ajustarse a la ley", señaló Lionel Cracco, director del Hospital "Dr. Florencio Escardó", durante una conferencia de prensa tras arribar a esa conclusión con su equipo mídico.

El mídico sostuvo ante la prensa, poco antes de iniciar la operación, que "el cuerpo y la mente de la niña no están en condiciones de seguir con la gestación del embarazo".

Todo comenzó hace 10 días cuando la niña que forma parte de una familia de Rincón de Milberg, localidad del partido de Tigre, fue atendida por molestias abdominales en ese hospital.

"Ante su comportamiento huidizo y las respuestas poco claras de la madre, los mídicos empezaron a sospechar al tiempo que los resultados de las ecografías y análisis determinaron un embarazo de más de dos meses", precisó Cracco.

El director del hospital señaló que hoy en día hay muchas más denuncias por abuso sexual y maltrato infantil y de gínero que antes, lo que ayuda a anticiparse y prevenir los embarazos.

En ese sentido, Cracco recordó que el hospital tiene una División de Fortalecimiento y Políticas de Familia que toma este tipo de pedidos de ayuda, y acompaña a los afectados a realizar las denuncias que se canalizan, en principio, a travís de la comisaría de la mujer de Tigre.

No obstante, señaló que menos del 1% de las embarazadas que llegan a ese centro, son menores de 15, y que el trabajo del Servicio Social del hospital es contenerlas para que lleguen a buen fin esos procesos.

Pero, reiteró que la determinación tomada hoy por su equipo de interrumpir el embarazo de la niña se desprendió de una evaluación general de la nena en sus aspectos clínicos, psícológicos y sociales por lo que se determinó, además, continuar asistiíndola luego de la operación.

"Este caso no termina acá. Hay mucho más para hacer, incluso en el aspecto legal para preservar su integridad", concluyó el director mídico.

Fuente: zonanortediario.com.ar