Los empleados del Gobierno porteño podrán elegir su obra social

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, anunció que los empleados administrativos de la Ciudad de Buenos Aires podrán elegir libremente su obra social a partir de marzo próximo, en cumplimiento con la ley vigente que permite a los trabajadores cambiar de servicio.
Macri señaló que la labor que lleva adelante la intervención a la Obra Social Ciudad de Buenos Aires (ObSBA) "avanza muy bien" para que antes de marzo de 2009 los afiliados puedan optar por permanecer en ella o marcharse a otra.

"Se está tratando de mejorar la prestación y la calidad del servicio", por lo que si los empleados se quedan "es porque habremos mejorado lo suficiente como para que se sientan cómodos y bien tratados como corresponde", subrayó Macri en una conferencia de prensa que ofreció en el Palacio Comunal.

Durante el contacto con los periodistas que compartió con el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el Ministro de Hacienda, Nístor Grindetti, Macri brindó las primeras cifras del censo que se está realizando sobre los recursos humanos de la administración pública porteña.

Datos del censo

El censo reveló la existencia de fallecidos y jubilados que figuraban como activos y personal con licencias reiteradas, entre otras irregularidades, tras analizarse la situación de más de 52.000 trabajadores.

Hasta la fecha, el Ministerio de Hacienda relevó a 90.150 empleados de la administración porteña, sobre un total estimado de 130.000, de los cuales 52.370 ingresaron en un sistema de análisis que permitió conocer los detalles de su relación laboral.

Grindetti puntualizó que se detectaron "casi 3000 inconsistencias" en el vínculo laboral, con casos graves como las 38 personas fallecidas que aparecían como trabajadores activos en los registros de las distintas dependencias de la administración porteña.

La base de datos mostró que, además, hay 165 jubilados trabajando, 80 no reconocidos por la autoridad superior, 50 que no se presentaron al censo, 1700 con licencias que podrían haber sido otorgadas en forma irregular y unos 1000 que renunciaron.

Estas cifras no están relacionadas con los casi 3000 casos de empleados a quienes la actual administración porteña no les renovó el contrato por considerar que las designaciones ocurrieron como resultado de compromisos políticos de anteriores gestiones.

Paralelamente, el Gobierno de la Ciudad puso en marcha el área de capacitación de personal en la cual se inscribieron 9780 empleados, de los cuales en pocos meses 2500 aprobaron algún curso.

El objetivo de la capacitación apunta que los trabajadores redundantes de algunas oficinas puedan cumplir una tarea cabal en otra área y optimizar así los recursos humanos que dispone la administración pública.

Una dependencia oficial está facilitando la jubilación de 5000 agentes de la comuna, mientras que existe una compensación que otorga el Gobierno para llevar a los administrativos que estín en condiciones de jubilarse al 82 por ciento de su último salario.

El Gobierno tambiín lanzó un concurso junto a la Universidad de Buenos Aires para incorporar 150 profesionales mídicos que ayuden a mejorar el sistema de medicina laboral, teniendo en cuenta que las licencias por enfermedad alcanzaron en 2007 los 2.700.000 días, lo que equivale a un promedio de 20 días por empleado.

La situación de ObSBA

Respecto de la ObSBA, la intervención dispuesta por el Ejecutivo porteño permitió pasar de un díficit operativo de unos 3.000.000 de pesos anuales a un superávit de 2.700.000 de pesos.

Bajo la intervención se habilitó una clínica maternoinfantil y se construyeron nuevos consultorios para cardiología en el Hospital Julio Míndez, ubicado en el barrio de Caballito.

De todos modos, el Gobierno hará cumplir la ley y antes de marzo próximo los trabajadores estarán en condiciones de elegir la obra social que más le convenga, aunque con una ObSBA en condiciones de ofrecer un mejor servicio del que tenía hasta el año pasado.

"Recuperar la mística interna del personal"

Macri afirmó que desde que el Gobierno asumió en diciembre último "los recursos humanos han sido una prioridad", como tambiín "recuperar la mística interna del personal" en busca de una mejor atención a los vecinos.

"Lo importante es que quebramos la tendencia y empezaron a cambiar las cosas; cada día el trabajador va a estar más consustanciado con sus vecinos y va a rendir más en su función de resolverles las cosas de la vida diaria", apuntó.

A su vez, Rodríguez Larreta afirmó que "nuestro objetivo es mejorar los servicios y hacer el esfuerzo de eficiencia en el gasto para aumentar la inversión que necesita la Ciudad". En ese sentido, ratificó la utilización de la tecnología para modernizar el estado porteño.

El censo que lleva adelante el Ministerio de Hacienda, una vez informatizados los datos, permitirá conocer no solamente la cantidad de empleados de la comuna, sino sus capacidades y la forma en que funcionan los recursos humanos en las distintas áreas del Gobierno de la Ciudad.

Fuente: zonanortediario.com.ar