"Dios hizo el milagro, pero los médicos nos devolvieron a Genaro"

Genaro, un chiquito de 18 meses de edad, ingresó el viernes por la mañana al hospital de Trauma y Emergencias de Malvinas Argentinas “Dr Federico Abete” en estado de coma y con pocas expectativas de vida; según declararon los mídicos, tras haber quedado sumergido durante un lapso de tiempo indeterminado en la pileta de su casa de Moreno.
El hecho ocurrió cuando el chiquito había quedado al cuidado de un hermanito, mientras sus papás atendían el negocio lindante al hogar. “No se cuanto tiempo paso, pero cuando me di cuenta de que Genaro no estaba por ningún lado enseguida pense en la pileta, corri hasta ahí y lo vi sumergido en el fondo”, contó su mamá.
El nene fue trasladado a un hospital de la zona, donde se le realizaron las primeras maniobras de resucitación. Dada la complejidad del caso, Genaro fue derivado de inmediato a travís del sistema de derivaciones de la 5ta región sanitaria al nosocomio malvinense, el único en la región que cuenta con la complejidad necesaria para dar respuesta a este tipo de casos.
Gracias al trabajo del equipo mídico del lugar, el chiquito fue prontamente rehabilitado y actualmente se encuentra en recuperación, con un buen pronóstico.
“Nosotros no conociamos este lugar, siempre escuchabamos hablar del Garraham y no sabíamos que acá existía un lugar como este”, manifestó su papá.
“Dios hizo el milagro, pero la contención y el cuidado que nos dieron los mídicos, y los aparatos que hay acá nos devolvieron a Genaro a la vida”, aseguró emocionada su mamá.

Fuente: zonanortediario.com.ar