La Cámara de Diputados aprobó la ley de procedimientos de adopción

La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, que preside Horacio González, aprobó esta tarde por unanimidad la nueva Ley de Procedimientos de Adopción y, en forma conjunta, tambiín con el respaldo de todos los bloques, modificó artículos de la ley 13298, que apuntan a consolidar la promoción y protección integral de los derechos de los niños.Le correspondió a Marcelo Feliú, impulsor de las iniciativas y miembro del Frente para la Victoria-Partido Justicialista, fundamentar cada uno de los proyectos y sostener que se estaba ante una “sesión trascendente”. El titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales tambiín manifestó que el intenso trabajo legislativo desembocaba “hoy en una construcción colectiva plasmada con un consenso ejemplar”.

Además de Feliú, la iniciativa llevó las firmas de Juan de Jesús, Claudia Prince; Raúl Pírez, Horacio Delgado e Iván Budassi (FPV-PJ); Rodolfo Arata, La Concertación; Natalia Gradaschi, Coalición Cívica; y Cecilia Moreau, de la Unión Cívica Radical. A modo de defensa de la propuesta parlamentaria tambiín opinaron Gradaschi; Sebastián Cinquerrui, Igualdad y Participación; Juan Carlos Juárez, GEN; Ramiro Gutiírrez, Unión Celeste y Blanco; Juan Gobbi, UCR; Budassi; Horacio De Simone y Julia García, La Concertación, y Raúl Pírez. Cada uno de ellos, tradujo “orgullo y satisfacción”, por el resultado conseguido.

Como explicaron Feliú y los demás oradores, con la iniciativa votada se regulan las etapas necesarias para declarar la adopción de los niños, niñas y adolescentes, con el espíritu de cubrir el vacío legal existente e instituir en la Provincia una normativa que delimite y establezca el procedimiento de la adopción en todas sus facetas.

Justamente, el principio rector fijado en la norma de adopción y tambiín en el proyecto que apuntala la protección integral de sus derechos, es el “interís superior del niño”, consagrado en la Convención sobre los Derechos del Niño; en el artículo 19 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos, y en la ley provincial 13.298.

En orden a la competencia, el procedimiento de la adopción lo deposita en el juez de familia donde el niño, niña o adolescente resida. Antes de la entrega de la guarda con fines de concretar una adopción, se deberá declarar lo que se denomina “estado de adoptabilidad”, establecido por el juez de familia competente o a instancia del Ministerio Público Pupilar o de los servicios locales de promoción y protección de derechos.

La iniciativa enuncia, entre los numerosos preceptos legales tenidos en cuenta, la etapa previa a la adopción; las medidas preliminares; las audiencias; informes; la acotación de los plazos, consecuencias de la incomparecencia; estado de adaptabilidad; protección; comunicación; contralor y periodicidad de las decisiones encaradas; el proceso de guarda con fines de adopción ; revocatoria; rechazo; emplazamiento; entrega voluntaria.

Durante todo el procedimiento de guarda y hasta la sentencia de adopción, el juez tendrá debidamente en cuenta las opiniones del futuro adoptado, en función de su edad y el grado de madurez que presente. Ese magistrado deberá, asimismo, compatibilizar esas opiniones con los resultados de los informes colectados por el equipo tícnico.

La iniciativa autoriza a la Suprema Corte de Justicia a que en cada uno de sus departamentos atribuya a uno o varios juzgados de familia la competencia exclusiva en estado de adaptabilidad, guarda con fines de adopción y proceso de adopción.

En los fundamentos del proyecto de ley, resaltados en las disertaciones en el recinto, se instó a armonizar” la utilización del superior interís del niño con una concepción de los derechos humanos como facultades que permiten oponerse a los abusos del poder y superar el paternalismo que ha sido tradicional para regular los temas relativos a la infancia”.

En las exposiciones, se citó a la doctora Hilda Kogan, que en su carácter de titular de la Suprema Corte mencionó que en la provincia de Buenos Aires existen 17.601 familias que se hallan inscriptas como adoptantes y que hay más de 5000 chicos institucionalizados.

Entre otras cuestiones, tanto Feliú como los demás expositores exaltaron el esfuerzo conjunto para aprobar el procedimiento de adopción, con el espíritu primordial de “proteger el derecho de todos los niños de contar con una familia”.

Sobre el final del tratamiento de ambas normas complementarias, se ponderó “la productividad fenomenal legislativa cumplida por esta Cámara, en la que la presidencia, demás autoridades, legisladores de todos los bloques políticos y asesores, han tenido un rol fundamental”.

Fuente: zonanortediario.com.ar