Los trabajadores de la línea 60 rechazaron siguen con la huelga

Los trabajadores de la línea 60 rechazaron en la madrugada de este jueves en asamblea la propuesta oficial de ocho puntos del Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Transporte de la Nación para resolver el grave conflicto que mantienen con la empresa y decidieron continuar la huelga general.La continuidad de la medida de fuerza, que ya ingresó en su cuarto día consecutivo, fue aprobada por 83 votos a 3 durante la asamblea realizada en la cabecera de Línea en la estación Constitución.

La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, explicó a Tílam que "se hizo todo lo posible; se negoció durante extenuantes horas y se trató de una muy buena propuesta, aunque fue rechazada".

En ese marco, la funcionaria adelantó a esta agencia que a partir de ahora "se cayó el acuerdo, lo que implica -entre otras cosas- que los trabajadores no percibirán los 600 pesos a cuenta que fueron ofrecidos".

Rial indicó además que desde Trabajo y la Secretaría de Transporte analizarán este jueves "los pasos a seguir" a partir de la decisión de delegados y trabajadores de rechazar la propuesta oficial.

A la vez, intentó tranquilizar a los casi 300 mil usuarios de la Línea 60 al asegurar que "la Secretaría de Transporte ya adoptó los recaudos necesarios para suplantar el recorrido de la línea, reforzando las unidades de otras empresas que realizan el mismo recorrido".

La cartera de Trabajo junto a Transporte habían ofrecido a los delegados sindicales "un acuerdo integral de resolución", que los delegados no firmaron en principio argumentando "la necesidad de consultar a la asamblea".

La propuesta oficial, finalmente rechazada, contemplaba el pago de dos cuotas de 300 pesos a cuenta los días 24 y 28, además del reconocimiento de los haberes caídos, el pago de las diferencias salariales y una auditoría conjunta de Trabajo y Transporte para detectar esas posibles erróneas liquidaciones.

Tambiín ofrecía el reconocimiento patronal de la UTA y de los delegados, reuniones periódicas para resolver temas pendientes y el compromiso de paz social, señalaron los voceros.

La propuesta fue elevada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, la viceministra Noemí Rial y el subdirector nacional de Negociación Colectiva, Adrián Caneto.

Los intentos de Trabajo para destrabar el conflicto fueron intensos, y en ese marco la noche del martes la viceministra Rial dictó la conciliación obligatoria para alcanzar un acuerdo en un plazo de hasta 15 días en el marco de las diferencias salariales mantenidas los trabajadores y la empresa.

Rial y el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi -según las resoluciones 123 y 195 de Trabajo y Transporte, respectivamente- intimaron a la empresa a no adoptar represalias, imponiendo además una auditoría contable para liquidar de forma correcta esas diferencias salariales y se decidió que en el plazo de 5 días la compañía abone 600 pesos a cada trabajador a cuenta de esa supuestas erróneas liquidaciones.

En tanto, el miírcoles el ministro Tomada manifestó su preocupación ante la continuidad del conflicto suscitado entre los choferes y la empresa Monsa, señalando que "hay incumplimiento por parte de la empresa", pero advirtió que el paro por tiempo indeterminado "no es la manera" de contribuir a resolverlo.

Fuente: zonanortediario.com.ar