Para Aníbal Fernández, "desde la Ciudad no quieren resolver el problema" de la Villa 31

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos explicó que la situación social y habitacional de la Villa 31 de Retiro es "un problema de muchísimos años"; y agregó que el Gobierno nacional "no tiene facultad" para resolver la cuestión, por lo que "no es que se está desligando".
El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández, consideró hoy que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y los funcionarios capitalinos "no quieren resolver el problema" de la Villa 31.

El ministro explicó que la situación social y habitacional de la Villa 31 de Retiro es "un problema de muchísimos años", donde el Estado Nacional administra los terrenos federales a travís del ONABE, y donde "la única función que cumple es controlar la titularidad del dominio del bien, no tiene poder de policía".

Para el ministro, el gobierno nacional "no tiene facultad" para resolver la cuestión, por lo que "no es que se está desligando".

"(Con el gobierno porteño) nos podemos sentar a dialogar de todo, pero no de lo que son las responsabilidades parciales de cada uno. El poder de policía para resolver este tema es de la Ciudad. Como la contaminación, polución, ruido. No tenemos facultades para hacerlo", enfatizó el funcionario nacional, en declaraciones a Radio Mitre.

Fernández reiteró que Macri "miente descaradamente al decir que había una orden de la fiscal (Genoveva Cardinali) y la policía no actuó. La orden decía que la fiscal no avalaba el uso de la fuerza pública para sacar a la gente, que se hablara y concertara para que hubiera algún carril (libre) de cada mano", dijo, en alusión a la protesta de que protagonizaron habitantes de la villa el miírcoles último sobre la Autopista Illia.

"La orden específica que dio a la Policía Federal se hizo: que se filmara a los cabecillas y se los identificara", señaló el ministro.

Entonces, el ministro se interrogó sobre las intenciones del gobierno porteño referidas a los terrenos donde se ubica la Villa 31: "¿Cuál es el objetivo que tienen?, ¿que quieren hacer, un negocio inmobiliario?" "Resuelvan el problema sentándose con la gente, hacer un censo, impedir que sigan con las obras (de construcción)", propuso Fernández.

A raíz de esto, el ministro entendió que "a Macri no le gusta trabajar, es como la revista El Gráfico: aparece los lunes y el miírcoles ya está agotado".

Y agregó: "No saben nada y le echan la culpa a Aníbal Fernández, como Aníbal Fernández es el negro del circo al que hay que tirarle la pelota, yo soy el que recibe los pelotazos. No hay ningún problema, pero la verdad es que no quieren resolver el problema".

Fuente: zonanortediario.com.ar