Panorama electoral en Tigre, el distrito más picante de la región

En un escenario de internismo tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio, Tigre se prepara para las elecciones legislativas de este año entre la incertidumbre sobre el desenlace y la certeza de que el cierre de listas será durísimo.

El 2021 puede ser un año bisagra en la política de Tigre. Es que en estas elecciones comenzará a definirse el panorama para el 2023 y el futuro del Municipio. Como en una partida de Ajedrez, los principales actores locales diagraman estrategias para salir victoriosos.

El intendente Julio Zamora no la tiene nada fácil. Su enfrentamiento con Sergio Massa, tras lograr ser el candidato a jefe comunal en 2019 a pesar de los deseos del presidente de la Cámara de Diputados de ese lugar para su mujer Malena Galmarini, no tiene vuelta atrás.

Massa no deja de llevarse funcionarios y legisladores del zamorismo a su espacio político, y el poder territorial del intendente va en descenso. A eso se suma que todos los lugares en organismos provinciales o nacionales en el territorio fueron para el massismo o La Cámpora, dejando a Zamora casi como un huérfano político. Por su parte el intendente ya no oculta sus críticas públicas a su ex jefe político, de hecho en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante denunció falta de obras en el distrito del ministerio de Transporte, a cargo del massista Mario Meoni.

A pesar de la clara ventaja de los renovadores, subestimar a un intendente siempre es un error y más a uno con una imagen positiva cercana al 60% como lo es Julio Zamora. Por eso desde el Frente de Todos aún tienen gestos, sobre todo desde el gobierno de Axel Kicillof, con bajadas de funcionarios al distrito para recorridas o inauguraciones, aunque está claro que tiene sabor a poco.

Así las cosas, el zamorismo pretende que la boleta de candidatos a concejales local de agosto la encabece Gisela Zamora, esposa del intendente y quien debe renovar su banca en el legislativo local. Lo que no está claro es si el mandatario tendrá peso en el armado de listas en este contexto.

Si las elecciones fueran hoy, todo indica que la lapicera tigrense del Frente de Todos estaría en la mano de Sergio Massa. Y en menor medida de los referentes camporistas Francisco Rosso y la diputada provincial Roxana López.

En el massismo ya está casi lanzado Luis Samyn Ducó como precandidato, con publicidad, mesas en las calles y cartelería. Todo hace pensar que buscarán que él encabece la nómina de concejales. Enrostrándole de paso a Zamora a su ex hombre de confianza (fue uno de los primeros en pegar el salto al massismo el año pasado) en la vereda de enfrente. Aunque hay otros ediles como Javier Forlenza (director en el ENACOM) y Sandra Rossi (directora del Observatorio de Víctimas del Delito) que también deben renovar sus bancas y podrían pujar por los primeros lugares de la lista.

Zamora declaró públicamente que no tendría problemas en ir a una interna contra el massismo dentro del FDT, pero ese escenario parece improbable. Hoy la alternativa que manejan en las oficinas del Municipio de Tigre es utilizar el sello partidario vecinal Somos Tigre y hacer una campaña con boleta corta, repartiendo casa por casa la lista del gobierno municipal tanto junto a la del Frente de Todos como con la de Juntos por el Cambio. Es difícil que así se logre una victoria en una sociedad tan polarizada y con un distrito ya desacostumbrado al corte de boleta, pero la decisión -si no se respeta su lugar partidario a la hora del armado de listas- parece tomada.

En cuanto a Juntos por el Cambio, allí también hay interna, aunque menos salvaje.

Segundo Cernadas buscará ser quien encabece la lista local. El hoy presidente del Concejo Deliberante (por el fallecimiento de quien lo presidía Alejandra Nardi y la imposibilidad de massismo y zamorismo de acordar un nuevo titular del cuerpo) es el candidato más instalado y el jefe político de ese espacio en Tigre.

Sin embargo, en los últimos meses el director del Banco Ciudad y ex diputado Nicolás Massot comenzó a caminar el territorio y no sería de extrañar que pretenda ser él quien encabece la boleta.

Todo indica que Cernadas, ganador en las legislativas de 2017, tiene mayores chances de ser quien lidere el espacio, pero la discusión aún está abierta.

De más está decir que a tres meses del cierre de listas no hay grandes definiciones, pero el tablero y las piezas ya están colocados, el reloj de arena corre, y los jugadores ya piensan diez movimientos hacia adelante para llegar al jaque mate.

Fuente: (Cristian Salles para www.zonanortediario.com.ar)

loading...