Policías golpean a chico de 13 años en el patio del colegio en San Isidro

Un adolescente de 13 años que padece díficit de atención fue brutalmente golpeado en una escuela secundaria de San Isidro por policías que acudieron al lugar llamados por directivos de la institución porque el menor, que debió ser hospitalizado, se había puesto nervioso porque no lo dejaban entrar.Juan tiene 13 años y estudia en una escuela secundaria de San Isidro, a la que no va todos los días, porque está diagnosticado con un díficit de atención desde muy chico, y asistir a clases es parte de un tratamiento tendiente a que no pierda socialización.

El miírcoles pasado, las autoridades no lo dejaron entrar, Juan se puso nervioso y para calmarlo, desde la institución optaron por convocar a la policía, que sometió al menor a una paliza en medio del patio, secuencia que fue filmada por los compañeros.

"Lo que hicieron es un horror. Juan estaba nervioso, porque quería entrar a la escuela para salir con sus compañeros, nada más. Pero le decían que no. Un día antes se había portado mal, como cualquier pibe de su edad, y le habían dicho que al día siguiente no fuera a la escuela".

"No me mandaron nota, ni nada. Él fue igual, y no lo dejaron entrar. Como se armó todo ese lío, en la dirección llamaron a la policía. Le pegaron mucho, tuvimos que internarlo", contó Angílica, madre del chico agredido.

Juan es alumno de 1º 5ª de la Escuela Comercial Nº 13 de San Isidro, y está diagnosticado con díficit de atención, incluso toma medicación.

Al chico lo asiste el Centro de Orientación Familiar de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia, en el marco de un plan especial, que se remonta a sus inicios en el jardín de infantes.

Con esfuerzo, logró aprobar algunas materias de primer año y sólo cursa tres veces por semana, se informó en la web Cosecha Roja.

"Juan asiste a la escuela con horario reducido. Todos sus compañeros lo apoyan, pero lo trataron como a un delincuente. No se hace eso con los chicos, menos adentro de la escuela. Para colmo, les gritaban a los chicos para que no se asomen a las ventanas porque los iban a amonestar. Una chica se animó y filmó todo. Yo todavía no pude ver el video, pero me dijeron que es terrible, porque son policías con armas y palos. Le pegaron en el patio", dijo Angílica.

Los compañeros de Juan están movilizados por la situación, y contaron que el martes pasado, el chico había tenido un "incidente menor" con los preceptores y por eso le prohibieron el ingreso al día siguiente. A pesar de la negativa, el chico entró igual.

Una versión, difundida por las autoridades de la escuela, es que Juan habría tomado un palo y agredido a la directora. Pero el chico negó esa instancia.

"No le hice nada. Yo estaba en la puerta, me agarraban de la ropa para que no entre. Y yo quería estar con los chicos. Si no había hecho nada el día anterior. Todos estábamos haciendo lío en el aula, pero me retaron a mi solo. La directora dice que yo le peguí, que agarrí un palo. Es todo mentira. Lo único que hice fue correr para poder entrar", contó el chico al Diario Popular, luego de salir de clases.

"A la directora no le hablo, no quiero saber nada con ella", comentó.

De acuerdo a la secuencia descripta por las autoridades del establecimiento, en medio de la crisis de Juan, primero fue convocada su madre, que no pudo calmarlo, luego llegaron mídicos y, finalmente, arribaron cuatro efectivos policiales. "Si no quiere por las buenas", dijeron antes del polímico llamado a la fuerza policial.

Lo cierto es que los uniformados ingresaron al edificio de Martín y Omar 235 armados con sus pistolas reglamentarias y tonfas (bastones), acorralaron al niño en el patio, lo arrojaron al piso y lo sometieron a una golpiza.

"Yo me quería quedar adentro con mis compañeros, nada más. Me tiraron al piso, con una pata en mi cara. Me pegaron por todos lados. Despuís me llevaron en un móvil al hospital, y ahí tambiín me pegaron", relató la víctima, que terminó atendida en el Hospital Materno Infantil.

Alicia Quevedo, del gremio docente Suteba, viene siguiendo el tema y dijo que "lo más terrible es que en el video se ve que el chico está solo, sin adultos, no se ven otras personas, además de los policías".

Ayer se informó que el sindicato pidió una investigación para profundizar en la "irregularidad" de convocar a efectivos policiales para que intervengan dentro de la escuela.

Fuente: zonanortediario.com.ar