Diputados aprobó resolución para que domicilio y oficinas de De Vido puedan ser allanados

La Cámara de Diputados aprobó por mayoría y la sola oposición de parte del bloque del Frente para la Victoria, el proyecto de Resolución para permitir al juez federal Luis Rodríguez allanar el domicilio y oficinas de Julio De Vido en el marco de una causa por presunto enriquecimiento ilícito.La resolución fue votada al cabo de un áspero debate, en cuyo transcurso el propio De Vido aseguró que "no he sido ni soy cajero de nadie, he trabajado por casi 50 años de mi vida" y denunció una "persecución política" desde el 10 de diciembre, cuando asumió Cambiemos.
La votación resultó 137 votos a favor contra 49 en contra del proyecto impulsado por Cambiemos y sólo se abstuvo el propio De Vido. Apoyaron la iniciativa el massismo, el bloque Justicialista de Diego Bossio, la izquierda, Progresistas y el delasotismo, entre otros bloques minoritarios.

Hubo más de veinte diputados ausentes del bloque del FPV, actualmente de 76 miembros, entre el total de 69 diputados que no estaban presentes al momento de votar. El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli (PRO), empezó más de dos horas de debate con la justificación de la necesidad de aprobar la resolución que brinda autorización para el allanamiento a las propiedades de De Vido, quien posee fueros parlamentarios. Aseguró que la medida "no implica mengua para el diputado y su condición de tal" pero destacó que lo principal es que el juez federal Luis Rodríguez, avance en la investigación y "concluya y que todos sepamos cuál es la verdad".

De Vido, en tanto, denunció que desde el 10 de diciembre hay "una persecución política a la que estoy siendo sometido".

El ex ministro de Planificación de toda la etapa kirchnerista recordó en el recinto que fue sobreseído en dos oportunidades por la justicia federal en causas que lo comprometían y que tanto entonces como en la causa del juez Rodríguez "jamás he negado información, jamás me he indispuesto ante la justicia".

"Jamás he frenado un allanamiento o un pedido de requisitoria en 12 años de ministros", resaltó y sostuvo que "si el propósito del juez Rodríguez hubiera sido de allanar mi domicilio o de indagarme" lo hubiera hecho porque siempre "concurrí puntualmente" a las "tres indagatorias" que tuvo hasta ahora.

El ex jefe de Josí López, quien fue el secretario a cargo de la obra pública en el Ministerio de Planificación, ahora detenido por presunto enriquecimiento ilícito, pidió a los presentes que "se queden tranquilos, que con seriedad y responsabilidad" va a responder a la justicia "como lo he hecho toda la vida".

La voz más candente para defender la situación de De Vido fue la de Diana Conti quien advirtió que aprobar el proyecto "más allá de convertirse en un acto de onanismo público" sería "poner nuestras partes pudendas en exhibición para degradarnos ante otros poderes del Estado".

La diputada clamó en el recinto "no nos disparemos a nuestras partes pudendas" porque hacerlo finalmente, más allá de la coyuntura que complica a funcionarios del gobierno anterior, "se los va a llevar puestos a todos".

Fernando Sánchez (CC-Cambiemos) defendió la posición de Tonelli y exhortó al kirchnerismo a no confundir "solidaridad" con el acusado con "lealtad política" e hizo notar la ausencia notoria de diputados en la bancada del FPV. Ahí reaccionó Conti para replicarle a Sánchez, a quien le enrostró que "se ampara bajo la pollera de una diputada para hacer su carrera política" en alusión a Elisa Carrió y dijo estar sorprendida porque veía que su colega "saca lo peor de su cinismo, saca el gorilaje de sus venas, saca la antipolítica como bandera y pretende darnos clases hipócritas de no se quí".

Elisa Carrió (CC-Cambiemos) recordó que cuando en octubre 2003 se le dieron plenos poderes a De Vido para renegociar contratos "ahí dijimos que se estaba violando la Constitución" y ese es "es el huevo la serpiente que es la complicidad del parlamento nacional durante años".

Carrió refrendó que De Vido "es el más grande cajero del ex presidente (Nístor) Kirchner y de Cristina Kirchner a lo largo del tiempo y López sólo era el valijero como lo era (Claudio) Uberti".

Tambiín la diputada habló de hipocresía e interpeló a sus pares "cuántos de todos los que están acá cenaron con De Vido para pedirle obras públicas" y mencionó expresamente al ex gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, a quien dijo ver "abrazado" con el entonces ministro.

La socialista Alicia Ciciliani salió en defensa de Binner, actual diputado, y afirmó que Santa Fe nunca recibió obra pública de De Vido cuando Binner era gobernador. Por último, volvió a hacer uso de la palabra De Vido, quien sostuvo que Carrió "es la dueña de la verdad, por lo tanto no se puede discutir con ella" y apuntó que en 2003 "la Cámara le dio facultades a la unidad de renegociación de contratos y esta cámara a travís de la bicameral tenía la facultad para controlarla" en el trámite de renegociación de contratos.

Fuente: zonanortediario.com.ar