Condenaron a los dos acusados de asesinar a la piloto Zaira Rodríguez

Un joven fue condenado hoy a prisión perpetua y su hermano mayor recibió una pena de 15 años de cárcel por haber asesinado a la piloto de kartings Zaira Rodríguez, quien fue baleada en la cabeza durante un robo cometido en noviembre de 2018 en la localidad bonaerense de Villa Ballester, partido de San Martín.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de San Martín, que condenó a Pablo Daniel Murray (25) a la pena de prisión perpetua por el “homicidio criminis causa” de Zaira, y a 15 años a su hermano Gastón Maximiliano Murray (29), pero por el delito de “homicidio en ocasión de robo con reincidencia”.

El adelanto de la sentencia fue leído durante una audiencia presencial realizada en los tribunales de San Martín, en la que estuvieron presentes los padres de la víctima, quienes rechazaron la condena del mayor de los imputados, ya que consideraban que también debió recibir una prisión perpetua.

Tras conocer el fallo, Claudio Rodríguez, padre de la piloto de kartings asesinada, reclamó entre lágrimas que “los dos sean condenados a perpetua” y aseguró que su hija “no se merecía esta porquería, porque (los delincuentes) después salen (de la cárcel) y siguen haciendo lo mismo”.

A su lado, la madre de Zaira, Sandra, coincidió con Claudio al asegurar que los dos condenados “salieron a matar” y que ambos “son asesinos” y afirmó que “este tipo (por Gastón Murray) dentro de 15 años sale de la cárcel y vuelve a matar, porque ya tiene antecedentes”.

“No vamos a parar. La moto era de Gastón Murray. Todo estaba preparado para que hicieran lo que terminó sucediendo. Quiero que pague él también”, agregó.

La abogada que representa a la familia, Marcela Gómez Durán, aguardará que se den a conocer los fundamentos de las condenas, aunque adelantó que pedirá que se revise la sentencia en el caso del mayor de los hermanos condenados.

En la misma línea, los fiscales de la causa, Fabricio Iovine y Paula Leiva, aseguraron que, una vez que sean analizados los fundamentos del tribunal, recurrirán la condena a 15 años de Gastón Murray, ya que el viernes pasado habían pedido la pena de prisión perpetua para ambos acusados.

El debate comenzó el lunes 14 de junio con la declaración de los padres y el novio de Zaira y efectivos policiales que intervinieron en la investigación del crimen, mientras que los dos acusados, presentes en el recinto, prefirieron guardar silencio.

En tanto, el miércoles 13 se realizó la segunda jornada del debate con la declaración de otros testigos, entre ellos un perito balístico,

Finalmente, el viernes pasado se dio lugar a los alegatos, donde el abogado defensor Guillermo Thomas pidió la absolución de Gastón Murray y el cambio de carátula de “homicidio criminis causa” a “homicidio en ocasión de robo” en el caso de Pablo Murray.

Tras los alegatos formulados ante el TOC 5 de San Martín, el acusado Pablo Murray, dijo estar “muy arrepentido” de lo sucedido, mientras que su hermano Gastón Murray dijo no tener relación con el hecho, según informaron a Télam fuentes judiciales.

De acuerdo con el requerimiento de elevación a juicio, al que tuvo acceso Télam, el fiscal de la UFI 1 de San Martín, Iovine, dio por acreditado que el hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2018 a las 20.45, en el cruce de las calles Lamadrid y Sarmiento, de Villa Ballester.

La corredora de kartings estaba con su novio Nicolás Impiomboto, también piloto pero de la categoría TC Mouras, a bordo de un Volkswagen Gol Trend blanco, estacionado en la puerta de la casa de ella.

En esas circunstancias, dos delincuentes que se movilizaban en una moto se acercaron a la pareja con fines de robo.

Uno de los “motochorros” amenazó a los novios con un arma de fuego para que bajaran una de las ventanillas y, debido a ello, Impiombato arrancó a toda velocidad y embistió la moto de los delincuentes.

En ese momento, uno de los asaltantes comenzó a disparar contra el auto de la pareja y Zaira recibió un tiro en la cabeza, a la altura de su oído derecho, herida que le produjo la muerte cuando llegó al Hospital Castex.

La moto fue la clave para llegar a los sospechosos, ya que el propio novio de Zaira, al acelerar para evitar el asalto, se llevó por delante el vehículo y lo llevó arrastrado durante 150 metros debajo de su propio auto.

Cuando la Policía identificó esa moto por su patente pudo llegar a la casa de los Murray, donde el padre de los hermanos colaboró con la policía y entregó a su hijo Pablo, quien confesó ser el autor del crimen.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)