Quedó levantado el paro de la línea 60 y está normalizado el servicio

Los choferes de la línea 60 levantaron el paro que, por quinto día consecutivo, cumplían en demanda del pago de deudas salariales por parte de la empresa, y el servicio quedará normalizado a partir de la 0 hora de este sábado.Así lo resolvieron los choferes, tras una asamblea en la cabecera ubicada en Ingeniero Maschwitz, y luego de intensas negociaciones llevadas a cabo durante la mañana entre los delegados, la secretaría de Transporte, el Ministerio de Trabajo, la UTA y la CGT.

Según explicaron los delegados a la prensa, se acordó "intervenir la oficina de recursos humanos y de personal de la empresa por 90 días para que contadores del Ministerio de Trabajo y de la Secretaria de Transporte realicen cuentas" para determinar los montos salariales pendientes.

Asimismo, el sábado la empresa se comprometió a depositar "una suma de dinero a cuenta de la mala liquidación y el miírcoles realizará el depósito de los salarios adeudados a los delegados".

En tanto, los delegados informaron que el servicio se reanudará a partir de las 0.30 del sábado desde Escobar, aunque aclararon que la normalización "estará condicionado a cómo se reorganice el sistema de horarios".

El cuerpo de delegados destacó que "un montón de compañeros de muchos sindicatos y de centrales generales participaron activamente para solucionar el conflicto" y agradecieron el "esfuerzo de todos" para alcanzar un consenso.

En el quinto día de paro, los trabajadores habían comenzado la jornada con un corte en el Puente Pueyrredón, mano a Capital, y cerca del mediodía tambiín bloquearon y marcharon durante unos minutos por la autopista Panamericana.

El conflicto entre los choferes y los directivos de la línea 60 comenzó en abril cuando la empresa se negó a pagar unas diferencias salariales y a desconocer a los delegados electos en comicios por los trabajadores.

Tras paros y cortes de ruta, el Ministerio dictó la conciliación obligatoria y sacó una resolución ordenándole a la empresa que pagara las deudas.

Ello no ocurrió y tras nuevos reclamos de los choferes desde hace una semana, el conflicto se agravó cuando desconocidos incendiaron el vehículo de uno de loS delegados, Nístor Marcolín, estacionado frente a su casa.

El lunes comenzó un quite de colaboración, pero a las pocas horas comenzó el paro por tiempo indeterminado que este viernes cumplió cinco días.

Ante el conflicto, nuevamente el Ministerio de Trabajo recurrió a otra conciliación obligatoria, que no fue acatada por los trabajadores.

Fuente: zonanortediario.com.ar