Darío Kubar: “En General Rodríguez la inseguridad se disparó muy considerablemente”

El ex intendente de General Rodríguez, Darío Kubar, habló en exclusivo con Zona Norte Diario Online. En la charla adelantó que este sábado comenzará su propio programa de radio para contactarse con los vecinos. Además criticó la situación del distrito en materia sanitaria y mostró su preocupación por el aumento de la inseguridad en los barrios.

– Nos enteramos de que vas a hacer un programa ¿De qué se va a tratar?

Estoy muy contento de volver a la radio. Cuando estuve en la intendencia llevamos adelante un ciclo medianamente exitoso que se llamaba “Mateando con el intendente” que estuvo al aire casi 3 años. Ahora salió una propuesta en “Radio Visual La Farfala”, que es un medio local, y nos propusimos volver a la radio los sábados. A partir de este sábado vamos a estar en un programa de 10 a 12 que se va a llamar “¿D K hablamos?”, jugando con las iniciales de mi nombre y apellido. Más que todo será un canal de diálogo con los vecinos, con todo nuestro pueblo y por supuesto también charlar de la actualidad de nuestro pueblo, escuchar a la gente, hacer propuestas y entrevistas con referentes sociales, políticos y barriales del distrito. Estoy muy contento. Me va a acompañar el presidente de nuestro bloque Marcelo Basilotta. Siempre con invitados que nos van a hacer de acompañantes en la mesa.

– ¿La idea es achicar la distancia con los vecinos?

Sí. Nunca dejamos de estar en contacto con los vecinos. Desde que dejé la intendencia, ese vínculo no se rompió nunca. Muchos vecinos se siguen contactando conmigo, tengo el mismo celular y las mismas redes sociales. Quizá ahora con más tiempo para las redes sociales, puedo yo contestar los mensajes o hacer yo mismo algunas publicaciones. También puedo interactuar más con la gente, siempre surge algún vecino que plantea alguna inquietud y nosotros lo asesoramos y lo acompañamos. Esta pandemia difícil que estamos pasando nos ha puesto de cara a la gente, trabajando mucho desde lo barrial y lo social, acompañando. Nuestro espacio político está acompañando a más de 50 comedores, merenderos y ollas populares en la localidad. Hemos hecho infinidad de donaciones de material al hospital, al personal de policía, a la salita de primeros auxilios del distrito. Estamos trabajando mucho porque entendemos que es un momento difícil y hay que estar cerca de la gente.

-¿Cómo está en líneas generales el municipio ante la pandemia?

Desde lo sanitario, General Rodríguez tiene una particularidad que hace que estemos bien: tenemos un hospital nacional que es el Baldomero Sommer, tenemos uno provincial que es el Vicente López y Planes, y hemos puesto una red de salud municipal. Con lo cual en cuanto a camas y atención estamos bien, tanto en terapia como internación de menor complejidad. Quizás sí está desorganizado lo que tiene que ver con el SAME y las urgencias, tiene que ver más con la dirección de las áreas de salud que con la capacidad propia de equipamiento y disponibilidad de camas. Como opositores siempre le marcamos al intendente lo que tiene que ir mejorando y le vamos sugiriendo. Mantuvimos postura crítica respecto a la conducción del Hospital Vicente López, la cual creemos que no está a la altura de las circunstancias. Pero el Hospital Sommer cubre muchas de esas falencias. Hay un grave problema de conducción en el SAME: cuatro ambulancias funcionan, tres directamente del servicio 107, una que donó el Ministerio de Salud de la nación y dos más de traslados. Una estructura bastante armada y consolidada en cuanto al sistema público de salud, que hoy no está funcionando plenamente, cuando en esta época deberíamos tener plena disponibilidad del sistema de emergencias. Pero en líneas generales bien porque no hay un gran número de contagiados. Pero sí muchos vecinos se quejan de la falta de respuestas y tenemos que interactuar mucho. Recibimos muchas quejas y le pido a mis concejales que le trasladen las inquietudes al intendente, a las áreas correspondientes de salud y desarrollo social. Hay que empujar el carro porque les cuesta organizarse.

– ¿Y en lo económico?

Pegó como en todos lados. La industria de comercios que no son de primera necesidad ha sufrido una merma importante y están todos subsistiendo. Nadie está sacando diferencia en esta época. Es una situación muy difícil para el comercio. En nuestro distrito tuvimos los primeros 15 días una cuarentena estricta, la siguiente etapa se prorrogó también pero después ya no hubo cumplimiento estricto, costó mucho mantener la presencia en la calle por falta de personal. Lo dije en su momento: el intendente estuvo solo, sus funcionarios no acompañaron en esta emergencia, salvo tres o cuatro casos como el presidente del Concejo, Manuel Anigstein, y el secretario de transporte, Pablo Osuna, después no se vio trabajo acompañando al intendente. La gente por necesidad y falta de control salió a la calle y la situación se desbordó. No tuvimos picos altísimos de contagios, pero la situación fue de alerta porque se podía dar un crecimiento en la curva. Estamos como todos: resistiendo, aguantando y preocupados por la inseguridad.

– Se vieron varios policiales últimamente en el distrito ¿aumentaron los delitos?

Si. En General Rodríguez la inseguridad se disparó muy considerablemente. Veníamos de una política de seguridad muy activa, con una lucha fuerte contra el narcotráfico, con muchos barrios que se sentían inseguros antes de nuestra gestión recuperaron la paz, la presencia del Estado combatiendo las mafias. Eso se descuidó, sumado a la crisis económica y a los controles que hay en otros municipios que en General Rodríguez no, que hicieron que la delincuencia migre a los lugares más desprotegidos. Los vecinos están padeciendo la ola de inseguridad sin precedentes en el distrito.

– En este contexto complicado ¿hay diálogo con el oficialismo? ¿el intendente acepta ayuda de la oposición?

Nosotros tenemos diálogo. Elegimos ser una oposición constructiva, sin poner palos en la rueda, aunque marcamos cuando algo está mal. A mí siempre me ha atendido, más allá de que a veces no tome las medidas que a uno le gustaría. También llegamos con propuestas de los concejales. Hace unos días nuestro presidente de bloque tuvo una reunión donde le acercó una propuesta para revertir la situación de la inseguridad. Es una situación difícil, asumió y a los tres meses se encontró con una pandemia y con un gabinete que no está a la altura de las circunstancias, que no acompaña en este momento tan difícil. El intendente necesita un gabinete que esté fortalecido trabajando, pero ciertas internas que hay dentro del gabinete entre los sindicatos de camioneros, el sindicato ATILRA, otra parte del sector de José Luis Benítez y algunos aliados más, hacen que esta fuerte interna haga que el equipo no esté funcionando y que en esta situación en la que se requiere que estén todos juntos, está pelea hace que el intendente esté solo. Es lo que vemos nosotros y se lo marcamos.

Fuente: (Cristian Salles para www.zonanortediario.com.ar)