Más de 10 mil personas donaron sangre en la provincia de Buenos Aires desde el inicio de la pandemia

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria en Argentina, el Ministerio de Salud bonaerense, a través de su Instituto de Hemoterapia, redobló sus esfuerzos por disponer de sangre segura y de calidad en cada uno de los hospitales del territorio provincial. Lo hizo a través de Jornadas de Donación Voluntaria de Sangre junto a organizaciones sociales, clubes, iglesias, entidades gubernamentales, escuelas, universidades, asociaciones barriales y distintos actores de la sociedad civil.

Sólo con la participación de la comunidad en su conjunto, fue posible que más de 10 mil personas se acercaran a donar sangre de manera voluntaria, comprometida y solidaria en las más de 200 colectas externas de sangre que se concretaron hasta el momento.

Los datos fueron registrados desde el 19 de marzo de este año, cuando entró en vigencia el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. En ese entonces, se había advertido una baja de casi el 50 por ciento en la donación de sangre en la Provincia de Buenos Aires. Con el compromiso de todo el personal de salud, que fue capacitado para extremar las medidas de cuidado e higiene en el contexto de pandemia del coronavirus, se logró revertir esta tendencia y contar con el recurso que implica la sangre, indispensable para el tratamiento de muchas personas.

El Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, insistió en que “la sangre es un elemento estratégico que permite restablecer la salud. Todos los días, a cada hora, alguien necesita sangre y la única forma de obtenerla es mediante la donación voluntaria”.

Para donar sangre hay que tener entre 16 y 65 años, pesar más de 50 kilos y sentirse sano. No es necesario estar en ayunas. Concurrir al centro de salud más cercano o a las colectas de sangre que se realizan en la Provincia de Buenos Aires (@sangrecirculando) con documento de identidad.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)