29.8 C
Buenos Aires
sábado, noviembre 26, 2022
InicioINFORMACIÓN GENERALEspectáculosMurió Carlitos Balá, un ícono de la cultura popular que perduró a...

Murió Carlitos Balá, un ícono de la cultura popular que perduró a lo largo de generaciones

El comediante Carlos Balá, quien había sido internado ayer de urgencia, falleció a los 97 años, según confirmó su nieta, Laura Gelfi.

“Estamos devastados pero unidos y así se fue él, con la familia unida y mucho amor”, afirmó la nieta en declaraciones formuladas a Teleshow, en las que precisó que el fallecimiento se produjo anoche.

Carlos Salim Balaá Boglich nació en Buenos Aires, el 13 de agosto de 1925. Más conocido como Carlitos Balá, fue un humorista, actor, músico y presentador, con más de medio siglo de trayectoria artística, en su mayoría dedicada al show infantil.

El “Show de Carlitos Balá” forma parte de la memoria colectiva de millones de argentinos. Realizó, además, espectáculos en radio, televisión, cine, circo, y teatro.

Sus comienzos fueron en la radio y luego en televisión en La revista dislocada, junto a Délfor Dicásolo. Formó parte del trío Balá, Marchesini y Locatti.

De vasta trayectoria, en 2016, a los 91 años, visitó al papa Francisco en la Ciudad del Vaticano y fue declarado en Roma “Embajador de la Paz”. El reconocimiento fue otorgado por la Red Voz por la Paz.

“¿QUÉ GUSTO TIENE LA SAL?”: SU FRASE MÁS FAMOSA

La frase más famosa, la que “se viralizó” en tiempos donde no había redes sociales fue: “¿Qué gusto tiene la sal?” Esa a la que todos los chicos respondían al unísono: ¡¡¡Salaaaado!!!

La idea nació en 1969, en una tarde tranquila en Mar del Plata. Un chico lo miraba atento y Balá haciendo como que no lo veía preguntó varias veces en voz alta: “¡El mar! ¿Qué gusto tendrá el mar?” El nene permanecía silencioso y el siguió: “Ahhh, el mar tiene gusto a sal. Pero, ¿qué gusto tiene la sal?” Y antes de salir corriendo el chico le respondió. “¡Pero, qué gusto va a tener la sal! ¡Salada!” Y así nació un éxito que atravesó cuatro generaciones.

Estas frases y muchas más están incluidas en el libro Aquí llegó Balá: la fabulósica vida de Carlitos, donde se cuenta su vida, infancia, juventud y su consagración como artista popular.

EL CHUPETÓMETRO, OTRO DE LOS INVENTOS ICÓNICOS DE CARLITOS BALÁ

Balá también inventó el “chupetómetro”, un recipiente cilíndrico de dos metros de largo donde cientos de chicos depositaban sus chupetes.

“Nunca los conté, ojalá lo hubiera hecho, porque hubiera entrado en el Guinness. Dos, tres millones, qué sé yo”, dijo sobre la cantidad de niños que dejaron su chupete allí.

Artículos relacionados

Últimas noticias

spot_img