El Intendente Posse ya había denunciado la organización de bandas delictivas de menores

El Instituto para la Observación y Prevención de la Inseguridad de San Isidro, trajo a la luz de los lamentables acontecimientos que son de dominio público, la denuncia que en septiembre del año pasado el intendente de San Isidro, Dr Gustavo Posse, presentó formalmente ante la Justicia sobre la participación de menores en delitos cometidos en San Isidro, sospechados de estar organizados en banda por terceros y residentes fuera del Partido.
Dicha denuncia no ha tenido respuesta alguna hasta el momento. En aquella ocasión, el jefe comunal había señalado en su escrito que “conforme se ha podido constatar en la constante comunicación que mantienen los funcionarios municipales con las autoridades policiales, han sido varios los hechos delictivos sucedidos en los últimos meses en los que se ha detectado la participación de personas menores de edad”.

Y agrega: “tal situación por sí sola, quizás, no resultaría novedosa. Lo destacable, conforme a las referidas fuentes, ha sido que, en no pocos hechos delictivos, las personas menores aprehendidas se encontraban munidas de modernos aparatos de comunicación y la mayoría de ellas no se encontraban domiciliadas en San Isidro, sino en distintos partidos de la provincia de Buenos Aires”.

“Todo lo hasta aquí expuesto es perfectamente comprobable mediante el oficio a distintos Tribunales de Menores del Departamento Judicial de San Isidro, a fin de que informe y/o remita copia de las distintas causas en que se ha detectado, en la comisión de hechos delictivos en el partido de San Isidro durante los últimos meses, la participación de menores domiciliados en otros partidos del Gran Buenos Aires”.

Dice tambiín el Dr. Posse en aquella denuncia que “sumado a lo expuesto precedentemente, se ha tomado conocimiento, a travís de comentarios de vecinos (que prefirieron reservar su identidad), de la existencia de grupos de personas mayores de edad que ‘reclutarían’ menores en distintos lugares del Gran Buenos Aires y, provistos de medios de comunicación, los acercarían a este municipio a fin de utilizarlos en la comisión de hechos delictivos”.

Advierte entonces que “este cúmulo de informaciones y denuncias, dada su concordancia, trae gran preocupación a quien suscribe la presente y llevan a realizar la presente denuncia”, resultando evidente que, de comprobarse el modus operandi descripto, “nos encontraríamos ante hechos de suma que requieren su inminente desbaratamiento”, por lo que solicita al fiscal inicie la pertinente Investigación Penal Preparatoria, a fin de determinar la identidad y llevar a juicio a los responsables de los aberrantes hechos narrados”.

El apoderado de la Municipalidad de San Isidro, Sebastián Weinschelbaum, solicitó al agente fiscal se oficie a los distintos Tribunales de Menores del Departamento Judicial de San Isidro, se informe y/o remita copia de las distintas causas en que se ha detectado, en la comisión de hechos delictivos en el partido de San Isidro durante los últimos meses, la participación de menores domiciliados en otros partidos del Gran Buenos Aires.

En su solicitud el apoderado destaca que, de la documentación remitida a esa fiscalía, contestando al oficio recibido en el municipio el 17 de septiembre de 2007, así como de la información que se logre recabar de la producción de la medida peticionada, “se podrían obtener importantes elementos que permitan esclarecer los graves hechos denunciados”.

Fuente: zonanortediario.com.ar