Acasuso dejó todo pero la Copa Davis quedó para España

La histórica posibilidad de quedarnos de una vez por todas la ensaladera de plata no pudo ser aprovechada por el equipo argentino; trás las caídas de Del Potro y el dobles, "Cucho" Acasuso tenía toda la responsabilidad de vencer a Verdasco y aunque intentó de todas las formas, el español fue mucho para íl y lo derrotó (6-3, 6-7, 4-6, 6-3 y 6-1); la Copa Davis se fue para tierras españolas nuevamente.
Las lagrimas de Chucho Acasuso al final expresaron el sentimiento de todo el pueblo argentino, bronca, impotencia y a la vez orgullo de estos tenistas que dejaron todo en la cancha y fueron superados con justicia por el rival.
Los europeos, que vinieron a jugar sin Rafa Nadal, obtuvieron la Ensaladera por tercera vez en su história y confirmaron la tendencia Argentina que perdió las tres finales que disputó (Estados Unidos 1981 y Rusia 2006).
No es necesario explayarse demasiado en los detalles del partido, basta con decir que Verdasco empezó mejor ganando 6-3 el primer set, pero Acasuso reaccionó y a pura garra se quedó con los dos siguientes; lamentablemente la arremetida no alcanzó y el español se despertó y empezó a jugar a un nivel superlativo dejando sin chances al Argentino, especialmente en el último set donde dominó a su antojo terminando 6-1 para que la victoria sea incuestionable.
Esta final de la Davis dejó algunas cuestiones, el descontento de Nalbandian con la sede elegida, su faltazo a la conferencia de prensa tras perder el dobles con Calleri (que le costo 10 mil dólares en multa) y aún así su increíble nivel individual consiguiendo la única victoria del equipo. Un Del Potro que prometía mucho pero hizo poco (lesión mediante) y un Acasuso que dejo el alma en la cancha pero no fue suficiente.
Poco se le puede recriminar a esta generación, que llegó a la final en 2006 y este año, solo quizás un poco más de suerte, para que la próxima vez esa ensaladera de plata sea celeste y blanca.

Fuente: zonanortediario.com.ar