Amieriro y Giorgi inauguraron el primer Foro Nacional de la Nautica

La ministra de Asuntos Agrarios y Producción Díbora Giorgi inauguró hoy en San Fernando junto al intendente local Gerardo Amieiro, el Primer Foro Nacional de la Náutica, organizado por la Cámara Argentina de la Industria Liviana (CACEL). Giorgi destacó que la industria náutica, surgida ante la necesidad de social de transportar personas y mercaderías, “significa pequeña y mediana empresa, cadena de valor y creatividad. En definitiva, es una industria que apunta y orienta a aprovechar lo mejor que tenemos que es la gente”.
La ministra de Asuntos Agrarios y Producción Díbora Giorgi inauguró hoy en San Fernando junto al intendente local Gerardo Amieiro, el Primer Foro Nacional de la Náutica, organizado por la Cámara Argentina de la Industria Liviana (CACEL), donde presentó ante un centenar de PyMEs del sector el programa de financiamiento provincial a baja tasa Fuerza Productiva y los beneficios impositivos que ofrece la nueva Ley de Promoción Industrial.
“La industria de las embarcaciones livianas ha tenido un gran crecimiento en los últimos años pero debemos potenciar aún más el desarrollo de una actividad que alcanza a toda la cadena de valor, posee un gran nivel de empleo y que durante 2007 vendió al exterior productos por 19 millones de dólares con una previsión de crecimiento para este año de 22 millones de dólares”, sostuvo Giorgi ante industriales del sector, representantes de los clubes náuticos de Tigre, San Fernando, San Isidro y Vicente López, miembros de la Prefectura y representantes gremiales.
Este actividad está geográficamente más concentrada que la industrial naval pesada. San Fernando y Tigre, se reparten el 43% y el 36% respectivamente de las empresas, en su mayor parte, pequeños talleres que facturan anualmente menos de un millón de dólares con un promedio de empleo de alrededor de 20 personas.
Giorgi destacó que la industria náutica, surgida ante la necesidad de social de transportar personas y mercaderías, “significa pequeña y mediana empresa, cadena de valor y creatividad. En definitiva, es una industria que apunta y orienta a aprovechar lo mejor que tenemos que es la gente”.
Subrayó en tal sentido “que el sector debe aprovechar los beneficios de un mundo que demanda cada vez mas inteligencia y que se traduce en innovación para poder tener más trabajo y mejor remunerado” y remarcó que “este es el eje del modelo productivo que impulsa tanto el gobierno nacional como provincial y en el que se destaca la importancia del proceso de agregación de valor como mecanismo fundamental tanto de la industria como del comercio y la cadena agroalimentaria que redunda en la generación de trabajo mejor remunerado”. “Si bien hemos pasado momentos de tensión en estos últimos tres meses estas industrias como la náutica, la automotriz, la autopartista, la de servicios en software es el futuro que estamos queriendo, el futuro de un modelo donde todos estemos mejor, de un modelo para todos”, recalcó.
Para esto puso a disposición de los navieros las herramientas del estado para promover el desarrollo sostenido de las pequeñas y medianas empresas. Entre ellas citó el Programa de Financiamiento a baja tasa Fuerza Productiva que otorga críditos para PyMEs productivas del agro, la industria, el comercio y los servicios. El ministerio de Asuntos Agrarios y Producción subsidia en 3,5% la tasa para abaratar el crídito. Para este año se destinarán 450 millones de pesos.
Tambiín citó los beneficios aparejados por la nueva Ley de Promoción Industrial de la Provincia que preví entre otros aspectos la exención por 10 años en el pago de los impuestos Inmobiliario, Ingresos Brutos, Sellos, Automotores, consumos energíticos, y otros servicios públicos a empresas que en su territorio construyan una nueva, amplíen o incorporen un nuevo proceso productivo. Tambiín establece que las empresas que posean proyectos de radicación en Parques Industriales queden eximidas del pago de impuestos por el tírmino de 6 años, en tanto que aquellas que lo hagan en plantas industriales en desuso que han sido refuncionalizadas podrán hacer uso de estas ventajas por un período de tres años.

La industria naval

La industria naval liviana argentina es sinónimo de industria naval en el Delta de la provincia de Buenos Aires. Esta está conformada por alrededor de 200 empresas, incluyendo astilleros, talleres y navalpartistas y se desarrolla principalmente en la provincia de Buenos Aires (El 80% de la actividad es realizada en distintas localidades bonaerenses, siendo Mar del Plata la más importante). Posee una facturación anual de 62 millones de dólares.
Por su parte, la industria naval liviana –concentrada en gran parte en la zona norte del Gran Buenos Aires- está caracterizada como un sector con empresas basadas en el trabajo artesanal, con baja industrialización y con procesos autosuficientes. Posee una mayor orientación exportadora que las embarcaciones pesadas. Con una proyección de ventas al exterior por casi 22 millones de dólares para este año, los veleros se exportan principalmente a España, Chile y Brasil (juntos representan el 77%) y las embarcaciones a motor a España, Italia y Brasil (suman el 60%).
En su mayoría están agrupadas en la Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones Livianas (CACEL). Esta organización gremial empresaria CACEL tiene alrededor de 100 asociados, de los cuales 35/40 son empresas productoras de embarcaciones livianas y el resto son comisionistas navales y proveedores de partes y piezas. Está geográficamente más concentrada que la pesada, San Fernando y Tigre, se reparten 43% y 36% de las empresas, respectivamente.

Fuente: zonanortediario.com.ar