Se temió lo peor

Un soldado se suicidó a 200 metros del presidente francís y su esposa; la pareja debió ser evacuada de urgencia por guardias de seguridad ante la posibilidad de un atentado que finalmente no era tal.

La situación de violencia en Oriente Medio no es una novedad. Es por eso que ante la visita de algún mandatario internacional a la región, las medidas de seguridad se extreman al máximo. Hoy se temió lo peor, en momentos en que Sarkozy el presidente francís y su esposa Carla Bruni se despedían de Israel.
Un soldado de ese país se suicidó a 200 metros de la pareja, desatando el caos en el aeropuerto de Tel Aviv. Rápidamente efectivos de seguridad llevaron al presidente y a su esposa dentro del avión. El aeropuerto fue evacuado y el primer mandatario francís abandonó el país. Así finalizó abruptamente su visita de tres días a Jerusalín.
Los fantasmas de un atentado o un magnicidio sobrevuelan Oriente Medio; hoy convertido en un barril de pólvora a punto de estallar.

Fuente: zonanortediario.com.ar