El Gobierno Nacional rescindió los dos primeros contratos de concesión de corredores viales PPP

Antes de fin de año se reactivará el proceso de licitación para el desarrollo de las obras incumplidas bajo el sistema de Participación Pública-Privada (PPP).

El Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, informó que en el marco de un proceso de extinción de contratos, este jueves se llegó al acuerdo de rescisión con las empresas Corredor Panamericano I y II, entidades a cargo de la administración y desarrollo de los corredores viales E y F, licitados bajo modalidad de Participación Pública-Privada (PPP).

El corredor E era una red de caminos compuesta por la Autopista Campana-Rosario (RN 9), la ruta nacional 183 de Buenos Aires y las rutas nacionales 11, 34, A008 y A012 de Santa Fe. Por su parte, el corredor F comprendía la Autopista Rosario-Córdoba (RN 9) y la ruta nacional 33 de Santa Fe. Ambos estaban a de un consorcio conformado por las empresas Helport SA, Panedile SA, Eleprint SA y la española COPASA.

La rescisión de los contratos de concesión llega tras más de dos años de inversiones mínimas y ejecución del plan de obras en torno al 2 por ciento. A lo largo de dicho periodo, el Gobierno Nacional verificó que ninguna de las obras de fondo logró avanzar y que las empresas no consiguieron el financiamiento necesario para desarrollas los proyectos de infraestructura que demandaban los contratos.

El pasado 27 de mayo, la Nación inició el proceso de recisión de contratos con las empresas a cargo de los 6 corredores viales licitados bajo el esquema PPP. Tras comprobar una serie de irregularidades e incumplimiento de obligaciones contractuales, las empresas fueron intimadas a cumplir con el incremento de las garantías bajo apercibimiento de extinción de los contratos y el 31 de agosto se les otorgó la posibilidad de rescindir los contratos de común acuerdo hasta el 30 de noviembre.

“Hoy es un día importante para todos los argentinos porque marca el fin de un esquema ruinoso para el país como lo fueron las PPP. El fracaso de este sistema está a la vista: en más de dos años solo se logró ejecutar un irrisorio dos por ciento de las obras. A partir de ahora, el Gobierno Nacional retomará el control de estos dos primeros corredores y, antes de fin de año, nos comprometemos a poner en marcha el proceso de licitación de obras que quedaron truncas por los PPP”, señaló Gustavo Arrieta, administrador general de Vialidad Nacional.

“Es importante destacar que este proceso no solo fue profundamente negativo para el Estado Nacional y los intereses de los argentinos, sino que también lo fue para los usuarios porque no se pudieron hacer las obras y para las empresas concesionarias. El sistema PPP fue rentable única y exclusivamente para el sector financiero”, agregó Gustavo Arrieta.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que “desde el Gobierno mantenemos la misma posición desde que asumimos: defender con todas las herramientas el patrimonio de los argentinos y argentinas. Por eso, Vialidad Nacional, como organismo rector en la planificación vial, va a realizar las obras que no se hicieron en estos dos años”.

El Gobierno Nacional ahorrará un monto superior a los USD 68 millones (más de $4.700 millones de pesos) al relicitar bajo la modalidad de obra pública convencional estos cinco proyectos estipulados en el plan de obras incumplido por las empresas PPP.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)