Macri abogó en favor del retorno al diálogo con el campo

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, participó de la ceremonia de apertura de la exposición agrícola-ganadera en el predio ferial de Palermo, donde compartió el estrado de oradores con el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens.
Al hablar durante la apertura de la 122° edición de la Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, Macri abogó a favor de una reapertura del diálogo entre las entidades representativas del campo y el Gobierno de la Nación, para que la Argentina pueda afrontar "el gran desafío de poner en producción toda la potencialidad" de su complejo agroindustrial.

"Espero que estos cambios que ha emprendido el Gobierno apunten no sólo a un cambio de nombres, sino a un cambio de estilo, que incluya el diálogo con el sector que más aportó para sacarnos de la crisis y que es el que nos puede llevar a salir de la pobreza", aseveró.

Tambiín se encontraban presentes los presidentes de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías; de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi; y el vicepresidente de Coninagro, Carlos Garetto. Asimismo, en representación de la Ciudad, asistieron junto a Macri el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el Ministro de Cultura, Hernán Lombardi; el vicepresidente de la Legislatura, Diego Santilli y la diputada Paula Bertol.

"Es una alegría estar acá dando la bienvenida una vez más al campo argentino a la Ciudad de Buenos Aires, luego de un momento particular que nos ha tocado vivir y que yo espero que sea recordado en la historia como un punto de inflexión", dijo Macri.

“Reglas de juego claras”

El jefe de Gobierno consideró que la experiencia del conflicto reciente debe servir de referencia "para que a partir de aquí podamos construir reglas de juego claras, que nos permitan derrotar definitivamente a la pobreza y encontrar un lugar en el mundo a partir de nuestra capacidad agroindustrial".

Destacó tambiín el ejemplo de unidad que dieron las cuatro entidades rurales agrupadas en la Mesa de Enlace y señaló como un hecho positivo que "a lo largo y a lo ancho del país se ha entendido que sin una mejor política y sin una representación balanceada, no hay un proyecto de país que nos incluya a todos".

"Por eso es tan importante participar activamente, defendiendo la necesidad de que haya instrumentos que nos permitan trabajar y crecer", agregó en su mensaje a los ruralistas.

Macri señaló que "en este momento que le toca vivir al mundo, con un vertiginoso crecimiento de los países asiáticos que demandan alimentos, la Argentina tiene por delante una autopista marcada por el crecimiento", y resaltó que "en pocos años podemos recuperar dícadas de atraso".

Reforzó esa convicción con registros estadísticos históricos. "Del ’41 al ’91 mantuvimos en forma constante 20 millones de hectáreas de producción y apenas pudimos duplicar la cantidad de granos que exportábamos de 20 a 40 millones", apuntó.

Sin embargo, marcó como contrapartida que "del ’99 al 2008, con solo 12 millones de hectáreas más, llegamos a 100 millones (de granos) y el INTA dice que tenemos 62 millones de hectáreas contra 32 millones que estamos aprovechando".

"Eso significa miles y miles de puestos de trabajo adicionales y millones y millones (de divisas) que ingresarían por exportaciones, y que alcanzarían para derrotar definitivamente a la pobreza en nuestro país", afirmó.

Aprovechar al máximo las posibilidades del complejo agroindustrial

Por otra parte, el jefe de Gobierno advirtió que "con los mismos puertos, con los mismos caminos y con la misma capacidad energítica", el país no está en condiciones de aprovechar al máximo las posibilidades de su complejo agroindustrial.

"Por eso es que ahí es donde tenemos que trabajar todos juntos para que la infraestructura estí en el lugar que se necesita y así permitir que esa nueva energía emprendedora que ha nacido en Argentina y que va desde el interior hacia la gran Ciudad, pueda poner en producción toda esa potencialidad", insistió.

Finalmente, Macri manifestó sus deseos de que "Dios nos ilumine para que dejemos atrás los conflictos estíriles luego de estos 120 días en los que perdimos todos", y sostuvo que "tenemos un enorme futuro por delante que nos obliga a encontrar las bases del diálogo".

Fuente: zonanortediario.com.ar