Tu vida, una película

Como en un largometraje Martín Palermo sufrió varios altibajos, tanto en su vida personal como en la deportiva; sin embargo siempre logró reponerse y volver a brillar con toda su fuerza; ¿Podrá superar este escollo?.
Una semana despuís de alcanzar la tan perseguida marca de Varallo (194 goles) Martín Palermo sufrió una gravísima lesión en su rodilla derecha. La rotura de del ligamento lateral interno y del ligamento cruzado anterior llegó en el momento menos esperado, ya que además de ir por otro rícord en su carrera, se rumoreaba la posibilidad de que Basile lo iba a convocar al seleccionado argentino. Con 34 años, el Optimista del Gol pareciera ir despidiendose de su carrera, debido a que deberá estar parado de 5 a 8 meses. Sin embargo, y cuando muchos ni lo esperaban, siempre logró resurgir de sus cenizas.

Hace sólo diez días, el N° 9 anotó su gol 194 con la camiseta de Boca y alcanzó a Varallo en la cima de los máximos artilleros del profesionalismo xeneize.
Por la novena fecha del Torneo Clausura 99 contra Platense, convirtió un penal pateando con ambas piernas. Dado el terreno embarrado de aquel día, Palermo resbaló un instante despuís de impactar el balón con el pie izquierdo, lo que hizo que lo impactara tambiín con el pie derecho.
El 3 de mayo de 2007 se convirtió en el máximo goleador de Boca Juniors en torneos internacionales, al superar a Guillermo Barros Schelotto que tenía 25 goles.
El 24 de febrero de 2007, ante Independiente Palermo convirtió un gol desde 61 metros en el estadio de Racing Club (donde Independiente hacía de local), poniendo el resultado final 3-1 a favor de Boca Juniors. El arquero de Independiente era Oscar Ustari.
Palermo sufrió, y se repuso, de dos graves lesiones. El 13 de Noviembre de 1999 frente a Colón de Santa Fí se lesionó los ligamentos cruzados de la rodilla derecha (la misma lesión que sufrió ayer) momentos antes de convertir su gol número 100 en el fútbol argentino. Estuvo 7 meses inactivo volviendo a jugar contra River Plate, en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2000, el 24 de Mayo de 2000 en La Bombonera. En dicho encuentro marcó el tercer gol de su equipo en tiempo de descuento que sirvió para que Boca Juniors elimine a su clásico rival y clasifique a semifinales de la Copa.
Jugando en el Villareal de España, en un partido en el que enfrentaba al Levante F.C. por la Copa del Rey 2001 volvió a sufrir una lesión importante que lo dejaría nuevamente inactivo por un tiempo prolongado. Luego de haber marcado un gol, se acercó a las gradas a saludar al grupo de hinchas que se amontonó contra esta, provocando el desmoronamiento del muro de cemento sobre su pierna derecha, resultando en una fractura expuesta de Tibia y Perone.
El 18 de marzo de 2007 ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, Martín Palermo convirtió por primera vez en su carrera 4 goles en un mismo partido. El partido se disputó en la Bombonera terminando 5 a 1 a favor del local.
El 16 de septiembre de 2007 enfrentando a Banfield, Martín Palermo volvió a convertir 4 goles en un partido. Marcó tres tantos en el primer tiempo y el restante al comenzar la segunda mitad. El partido finalizó 6 a 0 en favor de Boca. Con estas cuatro conquistas, Palermo alcanzó la cifra de 100 partidos en Boca Juniors convirtiendo goles en torneos organizados por AFA.
Gimnasia y Esgrima de La Plata es el equipo al que Martín Palermo le convirtió más goles en su carrera: 13, marcados con la camiseta de Boca Juniors y Estudiantes de La Plata.
Martín Palermo es el goleador histórico de La Bombonera (1940-2008)
Martín Palermo posee el rícord de goles en torneos cortos AFA, con 20 goles en 19 partidos, logrado en el Torneo Apertura ’98.
El 27 de enero de 2008 ante River Plate, por el Torneo de Verano 2008, en el Estadio Ciudad de Mar del Plata, Palermo hizo un gol colgado del travesaño, lo cual va contra el reglamento. El árbitro fue Híctor Baldassi.
El 17 de febrero de 2008 contra Argentinos Juniors, Palermo recibe una plaqueta como reconocimiento por haber sido el máximo goleador de todas las ligas de Amírica en el año 2007.
Palermo se convirtió en el 15º futbolista en convertir por lo menos 150 goles en primera división jugando para un mismo club.
A todo esto debemos sumarle otros dramas en su vida personal.

Por todo esto es grande, por todo esto lo llaman Titán. Todas estas son pruebas suficientes para demostrar que la vida de Martín Palermo puede ser llevada tranquilamente a la pantalla grande. El Optimista del Gol tambiín demostró luchar siempre ante cualquier adversidad así como lo hace ante los más aguerridos defensores.
Sin duda volverá al verde císped a gritar más goles, volverá a su hábitat natural.

Fuente: zonanortediario.com.ar