Día internacional contra la violencia de Género

Desde la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de San Miguel, a cargo de Max Perkins, se busca concientizar a las mujeres que son víctimas del maltrato a que realicen las denuncias, recurriendo a los canales correspondientes para que pidan ayuda.Según el INADI, la violencia contra las mujeres a lo largo de todo su ciclo vital (niñas, jóvenes, adultas, adultas mayores) por motivo de su gínero es un fenómeno que se registra en todo el mundo y que hoy recibe una creciente atención por parte de los Estados.

Los roles y estereotipos de gínero se sostienen a travís de las estructuras e instituciones sociales, y naturalizan la disparidad entre mujeres y varones en todos los ámbitos (familiar, educativo, sanitario, laboral, político, gremial, cultural, comunitario, religioso, sexual, etc.).

La violencia contra la mujer es el delito más común pero el menos castigado, y el menos registrado en el mundo.

Por eso se intenta generar conciencia acerca de esta problemática, que debe solucionarse desde el Estado. En el ámbito privado suele ser invisible y en general no se cuenta con testigos imparciales. Las víctimas se encuentran en entramados emocionales- familiares que habitualmente las paralizan o les impiden tomar conciencia de la situación.

Una mujer víctima de la violencia puede tardar años en enfrentarse a quien la ejerce sobre ella, a causa del miedo, la culpabilidad, falta de claridad, falta de sustentabilidad económica, y redes de apoyo para buscar la salida a las situaciones de violencia.

En el ámbito público ha sido tradicionalmente invisIbilizada como problemática (en las instituciones, en el trabajo, en las fuerzas de seguridad, en los servicios de salud o educación) o banalizada. En síntesis, se trata de una forma de discriminación de bajo registro dada la naturalización de los roles atribuidos a cada gínero. Cuesta obtener estadísticas confiables y la crónica roja suele disfrazar como crimen pasional lo que en realidad es un accionar sistemático presente en la relación asimítrica entre gíneros, de la cual una de las derivaciones es el femicidio.

La violencia presente en los medios de comunicación, en los que las mujeres aparecen disminuidas en su capacidad intelectual, presentadas desde un estereotipo consumista o como objeto sexual, ha merecido muchas denuncias que pocas veces han logrado su objetivo.

Fuente: zonanortediario.com.ar