Maradona-Bilardo: Crónica de una relación que ya no da para más

La relación entre Diego Maradona y Carlos Bilardo ya no tiene retorno, los cortocircuitos llegaron a un punto límite en Barcelona y habrá que ver cómo sigue esta historia, teniendo en cuenta que en seis meses el seleccionado argentino irá a Sudáfrica a tratar de ganar el mundial.
Bilardo reconoció hace un tiempo que su relación con Maradona a lo largo de la historia tuvo vaivenes, de los buenos y de los malos.

Maradona, en el mismo sentido, reafirmó lo dicho por Bilardo pero remarcando, en realidad ambos, la necesidad de estar juntos para llegar bien al mundial de Sudáfrica.

Todas esas palabras quedaron en el olvido, se las llevó el viento, el frío y la lluvia de Barcelona, porque el último partido del seleccionado argentino no dejó sólo un frío número estadístico, sino que marcó el fin de una relación, que ya no podrá arreglarse.

Cuando parecía que perder por goleada contra un equipo que se juntó horas antes de un partido, como pasó con los catalanes, quienes no tuvieron siquiera una cena antes del 4-2 ante Argentina, iba a marcar otra vez un aluvión de críticas contra Maradona y compañía, la realidad interna modificó el foco de atención.

Las declaraciones de Bilardo contra Alejandro Mancuso, a quien prácticamente acusó de ser el responsable de "llenarle" la cabeza a Maradona, provocaron un tembladeral en Barcelona.

A diferencia de lo que pasó en el amistoso anterior del seleccionado, en Madrid ante España, esta vez Maradona y Bilardo en Barcelona no cruzaron ni una sola mirada, ni en la previa, ni en el viaje de ida, menos en el de vuelta.

Ya cuando salieron de Buenos Aires hacia Barcelona se respiraba un aire incómodo, por declaraciones de Mancuso, quien había dicho que no tenía una buena relación con Bilardo.

Y Bilardo no resistió la tentación de salir a contestar, algo que a lo largo de este tiempo no había hecho nunca, y se desató una crisis que nadie sabe como terminará. "Al final parezco un idiota", comentó Bilardo entre su gente, como para justificar sus declaraciones actuales y sus silencios anteriores.

Las horas previas a la derrota con Cataluña no llevaron al cuerpo tícnico de Maradona a analizar que pasó en el partido, sino a conseguir las frases del Director de Selecciones Nacionales o manager del equipo argentino.

Mientras Maradona, Mancuso y su gente hacían esto, Bilardo comía plácidamente con Julio Grondona y los suyos, sabiendo ya las repercusiones que habían tomado las declaraciones del "Narigón".

Se sabe que a Grondona y a Bilardo la presencia de Mancuso les cae mal, que desean que se vaya del cuerpo tícnico, pero tienen claro que si le plantean esto a Maradona el tícnico de del seleccionado argentino se va detrás de su ladero más fiel de estos tiempos.

Es que Maradona ya cedió demasiado, contra lo que muchos creen, y no aceptará que le cercenen a su cuerpo tícnico. El dilema ahora pasa por saber que posición tomará el presidente de la AFA y que hará Bilardo, porque se sabe que hará Maradona en caso de que le "borren" a Mancuso.

Tambiín está claro que a seis meses del mundial si el manager y el tícnico del seleccionado argentino no se hablan no se llegará de la mejor manera a Sudáfrica. Si se mantienen las bases actuales, si todos siguen en su cargo, si nadie pega un golpe de timón, la previa al mundial será una guerra sin fin.

Hasta ahora el único que puso en su justo lugar lo que está pasando fue Juan Sebastián Verón, quien dejó claro que estos conflictos internos afectan al grupo de jugadores, quienes no saben para donde salir corriendo.

Si Maradona y Bilardo no pueden compartir ni siquiera la zona de un avión -el entrenador del seleccionado argentino de Madrid a Buenos Aires viajó en turista para no estar al lado del "Narigón"- como harán para planificar juntos la llegada al mundial.

Así comienza el año del mundial para el seleccionado argentino, siendo un barco a la deriva que, como el Titanic, le avisaron que va a chocar y se va a hundir, pero sigue a toda marcha como esperando que lo salve un milagro.

Fuente: zonanortediario.com.ar