Gremios de Regional Zárate-Campana reclaman intervención de CGT nacional y Furlán habla de disputa política

Dieciséis gremios que integran la CGT Regional Zárate-Campana reclamaron hoy “la inmediata intervención” de la central obrera nacional, que colideran Héctor Daer y Carlos Acuña, ante “los acontecimientos por los que atraviesa el movimiento obrero de la zona con la conducción de Abel Furlán”, quien acusó a esas organizaciones de procurar un “posicionamiento político”.

El documento, también publicado como solicitada, fue firmado por las conducciones de los gremios Somra (maestranza), Secasfpi (seguridad social), Unión Ferroviaria, Uthgra (gastronómicos), ladrilleros, estatales, navales, La Fraternidad, portuarios, municipales y camioneros de Campana, construcción de Zárate, marítimos, Udocba, Asimra y Sutcapra.

La Udocba representa a los docentes bonaerenses, la Asimra a los supervisores de la industria metalúrgica y, el Sutcapra, al personal de control de admisión y permanencia.

El documento rechazó la conducción que ejerce en la Regional Zárate-Campana de la CGT el dirigente metalúrgico nacional y exdiputado nacional justicialista Abel Furlán y respaldó la decisión de los químicos y petroquímicos de renunciar el día 11 a la central.

“Los compañeros químicos y petroquímicos se retiraron de la representación que ocupaban en la Regional el 11 de este mes, y tienen el sincero apoyo de estos 16 sindicatos. Es preciso visibilizar los insostenibles acontecimientos que ocurren en el movimiento obrero de la zona”, puntualizaron los dirigentes gremiales en el documento.

Las entidades señalaron que desde hace años Furlán aplica “un destrato generalizado y una muy silenciosa conducción política, e ignora los pedidos y solicitudes de los gremios, lo que genera de manera explícita la acefalía de su conducción”, remarcaron.

“Furlán no respeta el Estatuto, no apela a la unidad y solidaridad entre las organizaciones, no brega por el apoyo a quienes fueron avasallados durante cuatro años de macrismo y tampoco actuó en este duro año, y siempre apela a estrategias para persuadir a quienes le reclaman explicaciones, lo que perjudica la necesidad de poner el país de pie”, agregaron.

Para los dieciséis gremios, ya “se agotaron todas las instancias, porque solo se obtuvo silencio, por lo que se reclama a la entidad madre, la CGT nacional, la inmediata adopción de una resolución para que los intereses de los trabajadores no sean afectados”, concluyeron.

El 18 de enero último, luego del retiro de la conducción de los químicos y petroquímicos, Furlán había minimizado “una supuesta ruptura” y aseguró que “esa renuncia no puede ser considerada como una fractura, porque se trata de un solo sindicato”.

El titular de los químicos y petroquímicos, Néstor Carrizo, había acusado en una carta a Furlán de “no estar a la altura de las circunstancias ante la ola de despidos y suspensiones y la pérdida de masa salarial y de poder adquisitivo de los trabajadores”.

“La decisión de Carrizo obedeció a una disputa política. Es el único gremio que se fue de la Regional. En la zona no hay un conflicto de gravedad institucional como para que un sindicato se quiera ir de la CGT”, había señalado el dirigente metalúrgico nacional.

Hoy, en declaraciones a Télam, Furlán, también secretario nacional de Organización de la UOM, sostuvo que “todo obedece a una necesidad de posicionamiento político con vistas a las elecciones de renovación de autoridades de la CGT y las Regionales este año, luego de la resolución laboral de suspenderlas y prorrogar mandatos por la pandemia de la Covid-19”.

El dirigente explicó a esta agencia que “no responderá” a “los agravios de gremios totalmente irrepresentativos en la zona, ya que no alcanzan siquiera el número total de trabajadores que en la Regional representan, por ejemplo, la UOM, el Smata, la Bancaria, los petroleros, los papeleros y el sindicato de comercio, entre otras 40 organizaciones”.

También detalló que de su lado hay 40 gremios que respaldan a la Regional, y que apenas 15 sostienen desde hace tiempo “una disputa política, que solo persigue el posicionamiento ante la futura renovación de autoridades locales y nacionales”.

“Camioneros fue mal incluido en esa solicitada. Cuando Pablo Moyano se entere pondrá el grito en el cielo. Estoy seguro. Por todo ello, no responderé a agravios e internas”, afirmó.

Según Furlán, respaldan a su conducción mecánicos, Uocra Campana, petroleros, bancarios, químicos jerárquicos, guincheros, Seamara, municipales Zárate, papeleros, cerveceros, Luz y Fuerza, visitadores médicos, docentes privados, televisión, comercio de Campana y Zárate, Fetraes, Ctep, Suteba, porteros, CTA, estaciones de servicio, vigiladores y la Unión de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc), concluyó.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)