Asaltaron a un juez en Escobar

Un juez de Ejecución Penal de Quilmes fue asaltado en su casa del partido bonaerense de Escobar por tres delincuentes que lo golpearon delante de su esposa y sus tres hijos y le robaron dinero y objetos de valor que cargaron en una camioneta del Poder Judicial.Fuentes policiales aseguraron que se trata del juez de Ejecución Penal 2 de Quilmes, Facundo Federico Merlini (50), quien días atrás tomó notoriedad pública cuando un hombre le pidió que ordene la internación de su hijo con antecedentes penales y adicto a las drogas, cansado de las agresiones y robos que padecía.

Según los investigadores, el hecho que se conoció ayer ocurrió la madrugada del último domingo cuando Merlini regresaba a su chalet de la calle Namuncurá 1255, de la localidad de Ingeniero Maschwitz, en el partido de Escobar, junto a su hijo mayor, de 22 años, a quien había ido a buscar a la casa de un amigo.

El magistrado conducía la camioneta Renault Kangoo perteneciente al Poder Judicial y, cuando descendía para abrir la puerta de su casa, fue sorprendido por tres delincuentes que se movilizaban en un Fiat Idea.

"Dentro de la casa estaba mi esposa y mis otros dos hijos, de catorce y diecisiete años. Yo les dije que se llevaran todo, pero quisieron entrar", dijo a Tílam el juez.

En ese momento, uno de los delincuentes extrajo un arma de fuego y le aplicó al juez varios culatazos en la cabeza, tras lo cual ingresaron a la casa.

"Me golpearon sólo a mí, pero amenazaron a mi mujer y a los chicos", contó esta mañana Merlini, quien agregó que "los ladrones no eran menores de edad, pero sí muy jóvenes y actuaban a cara descubierta. Eran tres que llegaron en un auto que dejaron en la puerta de mi casa".

Una vez dentro de la casa, los delincuentes robaron un televisor LCD de 32 pulgadas, una consola de PlayStation, una cámara de fotos digital, una computadora, una impresora, un equipo Nextel, dos telífonos celulares y 900 pesos.

En tanto, el magistrado, su esposa y sus tres hijos fueron encerrados con llave en una de las habitaciones.

Según el juez, los asaltantes cargaron todos los objetos robados en el Fiat Idea en el que habían llegado, pero cuando pretendieron huir, el vehículo no les arrancó porque tenía un problema mecánico en el arranque.

"Tuvieron que modificar los planes y se llevaron la camioneta del Poder Judicial, que además tiene logo del Poder Judicial", explicó el magistrado.

La camioneta robada apareció minutos más tarde en el cruce de la calle El Ceibo y Golondrinas, en proximidades de la estación de trenes de Maquinista Savio, a pocos kilómetros del lugar del robo.

El juez alertó rápidamente a la policía que montó un importante operativo de búsqueda de los delincuentes pero sin resultados.

Los investigadores determinaron que el Fiat Idea en el que se movilizaban los delincuentes tenía un pedido de secuestro por haber sido robado en jurisdicción de la comisaría 2a. de Josí C.Paz.

"Hace trece años que vivo acá, nunca pasí por esto pero uno se entera de otros hechos ocurrido en la zona. De hecho, a la vuelta de mi casa hace poco tiempo ocurrió algo similar días atrás", explicó.

Además, Merlini sospecha que se trató de un robo al voleo y dijo que fue "una víctima más como les ha tocado a otros vecinos del barrio".

"En el barrio hay un grupo de delincuentes que conforman banditas o bandas que todavía no fueron totalmente desarticuladas", señaló.

"Mis hijos están bien. Es una situación muy traumática para ellos, pero bueno, uno tienen que estar dando aliento para que todos juntos no vivamos con temor", aclaró.

Por otra parte, el juez explicó a Tílam que íl no cuenta con seguridad personal, pero en el barrio se le paga a una empresa para que custodie la zona.

"A una cuadra de mi casa hay una garita pero justo esa noche el vigilador se había ausentado", explicó el juez de Ejecución Penal.

El hecho es investigado por personal de la comisaría de Ingeniero Maschwitz y de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana.

Fuente: zonanortediario.com.ar