Textual del petitorio a las autoridades nacionales y provinciales en la marcha por seguridad en San Isidro

Miles de vecinos de todo el conurbano y zona norte se reunieron frente a la municipalidad de San Isidro; las familias víctimas de la inseguridad Mata, Regis, Ferla, Aragone y Osuna, dieron a conocer una carta a toda la ciudadanía y un petitorio a las autoridades de la seguridad y la justicia en el ámbito nacional y provincial, el cual fue leido por Juan Carr de Red Solidaria.
La lectura de la carta de los familiares de víctimas de los delincuentes (Familias Mata, Regis, Ferla, Aragone y Osuna), estuvo a cargo del responsable de la Red Solidaria, Juan Carr.

La nota señala textualmente:

"A las madres, padres e hijos de San Isidro y de toda la Argentina:

Nos reunimos para expresar el dolor desde nuestra tragedia. Para pedir a los gobernantes más seguridad y mejor justicia, por el cuidado de cada familia y ser humano de este país.

Hoy, nos reunimos con un dolor muy grande porque nos quitaron otro vecino más y ya estamos cansados de vivir tragedias, de que nos maten, nos roben, nos violen y nos maltraten.

Reclamamos lo que nos corresponde como ciudadanos y la vuelta a valores básicos como el respeto a la vida, los que parecen haber desaparecido. Hagámoslo en paz, así como lo estamos haciendo, pero exigiendo a aquellos que deben hacer algo, que lo hagan en tiempo y forma, porque la “sensación de inseguridad” hace años que es una realidad que vivimos acá en San Isidro y en el país.

Este es el espíritu que tiene este encuentro de familias y es por ello que elevamos a las autoridades el siguiente petitorio.

*Petitorio
Quienes sufrimos pírdidas irreparables producto de la violencia criminal, como ciudadanos exigimos se adopten normas de emergencia de inmediata aplicación:

-Que se adecuen las leyes sobre responsabilidad penal de los menores, con expresa relación a la gravedad del hecho, evitándose que delincuentes peligrosos anden libres por las calles poniendo en riesgo a la comunidad.

-Que exista un sistema de reeducación social efectivo para menores en establecimientos adecuados, en pos de su recuperación y reinserción.

-Que definitivamente, los máximos responsables de la seguridad y la justicia, se comprometan a luchar articuladamente contra el tráfico de drogas y armas que destruye a nuestras familias.

-Que los funcionarios judiciales apliquen con rigor las leyes para combatir la delincuencia, evitando interpretarlas de modo tal que se permitan libertades a delincuentes peligrosos y reincidentes, con prescindencia de sus edades.

-Debe haber suficientes cárceles, alcaidías e institutos de menores de manera tal que no sea el hacinamiento en establecimientos penitenciarios, la excusa para el otorgamiento de libertades reiteradas, ambulatorias y otros atenuantes, ni regímenes especiales como el de prisiones domiciliarias por medio de una pulsera electrónica que ha mostrado ser un mítodo inútil.

-Que las cárceles e institutos de menores sean ámbitos tanto sancionatorios como educativos y productivos.

-Que exista una articulación con municipios y organizaciones no gubernamentales para que estos puntos se concreten de modo efectivo.

Por último, les decimos: la “sensación de inseguridad” es producto de la realidad. Necesitamos que las distintas áreas del Estado, desarrollen políticas públicas eficientes para que todos los argentinos podamos vivir en paz".

Fuente: zonanortediario.com.ar

loading...