Ricky Martin hizo delirar a más de 60 mil personas en una acalorada tarde

El cantante puertorriqueño Ricky Martin deleitó hoy a más de 60 mil personas que desafiaron las altas temperaturas en Ciudad del Rock (exParque de la Ciudad) de Villa Soldati, en un recital a beneficio.El músico hizo su aparición a las 19:43 cuando se desarrollaba un espectáculo de luces que acompañó el inicio electro/dubstep del tema "Come with me", mientras el publico agitaba pequeñas varas luminosas y con una corta coreografía de bailarines.

De atuendo gris y a puro baile y efecto de humos tuvo sus primeras palabras "¡¿Como está Buenos Aires!? Mientras las miles de fanáticas estallaban con gritos y halagos el cantante.

El escenario presentó una pantalla central dividida en tres y dos laterales, cinco en total con juego de luces, mientras el cantante puertorriqueño se encontraba rodeado por bailarines sin dejar ver que cambiaba de atuendo sacándose el saco gris que llevaba y dejándose un chaleco para que sonaran los primeros acordes de "Shake your bon-bon".

De esa manera, puso a bailar a todo el público, que acompañó al cantante en el estribillo.

Con mucha energía y ritmos dance siguió "Adrenalina", con un público muy suelto bailando y terminando a gritos el ya clásico "uh!" de la canción, que no podía continuar de otra manera sino era con otros dos hits históricos, pero un poquito más antiguos como "Vuelve", con un gran solo final, y el tema ya usado como frase de muchas personas "Livin la vida loca", arriba de un auto descapotable haciendo delirar a los fanáticos.

Luego con guitarras ochentosas y sonidos conocidos interpretó "Revolución", que tocó una parte de la memoria de cada uno de los espectadores al mezclarla con partes de la versión de Van Halen del tema "You really got me", y al mejor estilo de la banda haciendo chillar a la guitarra.

Con un Ricky Martin muy carismático con el público intercambiando frases como el ya cílebre "¿cómo está Argentina? Creo que estoy un poco sordo porque no los escucho", y rápidamente entonó el íxito "Dime que me quieres", y tambiín "Somos la semilla", "Gracias por pensar en mí" fueron parte del repertorio tocado por el puertorriqueño y su virtuosa banda de un sonido impecable.

El momento de los lentos tuvo su llegada con "Tal vez", donde el cantante reía en cada estrofa, y se sorprendía de cómo la gente lo seguía a la par, y no paraban de aplaudirlo y emocionarse en cada pausa que hacía Ricky.

Las baladas no tuvieron fin, ya que continuo con las acústicas y flamencas guitarras de "Tu recuerdo", seguida por "Te extraño, te olvido, te amo".

El concierto no podía ponerse mas meloso y entre abrazos, celulares en el aire comenzó "Y todo queda en nada" que conectó con una esperada por el público, que no paró de hacer de principio a fin "Fuego de noche, nieve de día", fue el momento mas romántico e íntimo entre el cantante y sus fanáticas, quienes recibían con pasión cada canto del puertorriqueño.

"Volverás" dio por finalizada la selección de temas lentos para luego regresar a los ritmos caribeños y tecnos con su nuevo hit "Vida" en inglís y con cambio de vestimenta, quedando con remera mangas largas arriba mezclada con el pantalón negro del principio del show.

Con coreografías y bailando pegado a sus bailarines el cantante movió a todo el mundo con "Lola, Lola" y "María", mientras decía expresiones como "boricua", "mamita", entre otros, y preguntaba a la multitud "¿sigo, sigo?" y sin parar con parejas formadas y disfrutando sonaron las trompetas de "La Bomba".

Entre bailes, Ricky Martin aseguraba la continuidad del show con su "¡Seguimos!", y a puro saxofón, trompeta y congas llegó "Por arriba, por abajo", en donde se tomo unos minutos para jugar con el publico, dividiíndolo y haciendolo competir. "Vamos a competir un poquito, vamos a pasarla bien un ratito" generando una coreografía con las manos haciendo que todos los presentes lo sigan mientras bailaban.

Para el tramo final, Ricky Martin se quedo con musculosa negra, y siguiendo con la locura y el ritmo que desato en el público se escucho "Pegate", donde la gente pedía mas y junto al "gol gol gol, alí alí alí" interpretó "La copa de la vida" haciendo de todo esto una fiesta que parecía nunca terminar y cumpliendo con las expectativas y las ganas de escuchar clásicos que prometió.

Entre papeles y rápidos repiques de luces, agradeció a su banda y a todo el público, se fue unos minutos al camarín, para volver y tocar el único bis "A medio vivir".

El show de Ricky Martin tuvo las actuaciones previas de Isabel de Sebastián, Elena Roger, Banda de turistas y Lali Espósito, que pusieron a punto a los fans con cánticos y bailes antes de la presentación del boricua.

Fuente: zonanortediario.com.ar