La Provincia no contempla aumentos salariales en el Presupuesto 2009

El ministro de Economía bonaerense, Rafael Perelmiter, confirmó hoy que "no contempla incrementos salariales para el año próximo" en el proyecto de Presupuesto 2009, enviado ayer a la Legislatura por el Poder Ejecutivo provincial.
"Esta decisión responde a un criterio de prudencia, ante la crisis internacional", dijo el ministro al tiempo que destacó que desde la provincia "se acompañan los lineamientos del gobierno nacional de protección del empleo".

En declaraciones a la prensa, Perelmiter justificó la decisión de no prever incrementos salariales para el sector público en la necesidad "de tomar medidas anticíclicas".

"Quiín no quisiera dar aumento de sueldo, el problema es que necesitamos los recursos para sostener los puestos de trabajo", aseguró.

Recordó que este año la provincia "ha dado un 40% de aumento y no hay índice de inflación que llegue a ese número".

Con respecto al cierre del ejercicio 2008, manifestó que "en un año complejo no nos endeudamos, nos hemos mantenido con fondos propios, con un trabajo muy duro desde la recaudación de impuestos y el combate a la evasión".

En el 2009 dijo que sobre un presupuesto fijado en 56.000 millones de pesos "vamos a tener recursos propios de alrededor de 53.000 millones de pesos y un díficit para el próximo año estimado en alrededor de 2.900 millones de pesos".

Ayer, el gobierno bonaerense presentó el proyecto de ley de presupuesto para el año próximo que preví gastos por más de 50 mil millones de pesos con aumentos significativos en las partidas destinadas a educación, desarrollo social, justicia y seguridad.

El presupuesto contempla gastos por un total de 56.032 millones de pesos, algo más de 9 mil millones respecto al presupuesto ejecutado durante el corriente año.

No preví aumentos en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural, Sellos, Automotores e Ingresos Brutos, pero si determinará correcciones para las viviendas con altas valuaciones.

De esa forma, alrededor de un 3 % del total de las propiedades de la provincia de Buenos Aires que tienen una valuación alta tendrán un aumento del orden del 20 por ciento, mientras que habrá casi un millón de propiedades entre las que estarán exentas del impuesto o pagarán la mitad.

Fuente: zonanortediario.com.ar