El Gobierno vetó la Ley de Trombofilia

El Gobierno vetó la ley 27335 para la detección precoz de la trombofilia, al argumentar que "el estudio temprano, aun en edad pre fírtil y fírtil en mujeres asintomáticas" está "expresamente desaconsejado" y que la norma fue cuestionada por asociaciones mídicas especializadas.La observación total de la norma sancionada el 23 de noviembre pasado por el Congreso se publicó hoy en el Boletín Oficial, mediante el decreto 1281 que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Salud, Jorge Lemus.

La ley había declarado "de interís nacional la protección integral psicofísica de las personas portadoras de trombofilia en todas sus formas, ya sea hereditaria o adquirida, permanente o transitoria, o la combinación de ambas", es decir las mujeres que tienen propensión a generar coágulos sanguíneos que pueden poner en riesgo los embarazos.

Entre sus objetivos establecía "procurar la detección precoz de la trombofilia, el control y el tratamiento de la misma, en mujeres en edad pre fírtil y fírtil", así como crear un Programa de Estudio e Investigación, Docencia, Formación, Diagnóstico y Tratamiento de la Trombofilia en el Ministerio de Salud.

Pero el Poder Ejecutivo, en el decreto de veto, argumenta que esos objetivos "se justificaría en el caso de tratarse de una patología desconocida y/o no correctamente diagnosticada", pero "en este caso existe amplio conocimiento de los profesionales mídicos, tanto de la metodología de estudio y tratamiento de personas con antecedentes de trombosis, como del contexto de la investigación causal de pírdidas de embarazos".

Además, el Gobierno sostiene que "la cobertura de los mítodos de diagnóstico y tratamiento de la trombofilia, en los casos debidamente justificados por el mídico tratante, está asegurada por el Programa Mídico Obligatorio (PMO)".

En los considerandos del decreto de veto, el PEN subraya que "el estudio temprano, aun en edad pre fírtil y fírtil en mujeres asintomáticas, no solo no se encuentra recomendado por entidades científicas nacionales e internacionales, sino que está expresamente desaconsejado".

Y que "existe consenso científico y tícnico de los aspectos negativos del proyecto de ley sancionado, de asociaciones científicas nacionales como la Sociedad Argentina de Hematología (SAH) y el Grupo Cooperativo Argentino de Hemostasia y Trombosis (CAHT), coincidente con el Ministerio de Salud".

Fuente: zonanortediario.com.ar