Acerca de la violencia de género: Qué hacer y como detectarla

El Dr Andrís Bonicalzi, especialista en violencia de gínero, explica todo lo que las víctimas y sus familias deben saber.¿Cuándo se considera violencia de gínero?

Hay violencia de gínero cuando esa violencia que puede ser física o psicológica se produce teniendo en miras el sexo de la otra. Por ejemplo, es el caso en que un hombre golpea a una mujer por el hecho de ser mujer. Entiende en este sentido a las mujeres como cosas que se pueden poseer, que se pueden dañar o ultrajar.

¿Cómo se comprueba?

Con diferentes elementos de prueba. En muchas ocasiones, como los episodios de violencia de gínero suelen reiterarse en una pareja donde hay un hombre violento, la víctima puede presentar mensajes de texto, de WhatsApp, o hasta videos donde ha logrado capturar la agresión.

Por otro lado, las lesiones que puedan existir sobre el cuerpo de la víctima constituyen una prueba importante, la que se puede acreditar mediante los certificados mídicos de atención en un nosocomio o bien mediante la intervención del Cuerpo Mídico Forense.

La prueba testimonial tambiín suele estar presente en la investigación de este tipo de delitos, en donde diversas personas pueden dar testimonio de haber presenciado episodios de violencia verbal, amenazas, celos furiosos o hasta en algunos casos violencia física. No son pocos los casos en los que suele producirse la violencia en presencia de menores de edad, hijos de victima y victimario, a quienes, según la ocasión, se les podrá declaración bajo la modalidad de Cámara Gesell.

Por otro lado, las pericias psicológicas sobre víctima y victimario tienen un rol protagónico, en donde se pretende informar respecto de la víctima situaciones como haber atravesado una situación de estrís postraumático y respecto del victimario obtener información acerca de su área afectiva, capacidad empática, control de la agresión, impulsividad, estructuración psíquica, etc.

¿Quí penas tiene el agresor?

No existe un tipo penal autónomo de violencia de gínero. Por lo cual, el encuadre legal que se da en los casos en que la victima haya recibido violencia física es la del delito de lesiones.

En caso de que se traten de lesiones leves la pena prevista va de 1 mes a un año de prisión, en caso de lesiones graves de 1 año a 6 años y en el caso de las lesiones gravísimas de 3 a 10 años de prisión. Para el caso de que dicha violencia haya sido impartida por una pareja, lo que suele suceder en la mayoría de los casos de violencia de gínero, la escala penal aumenta del siguiente modo: 6 meses a 2 años para el caso de las lesiones leves, 3 a 10 años para le caso de las lesiones graves y 3 a 15 años para las gravísimas.

Vale recordar que en principio, la pena cuyo monto es inferior a los 3 años de prisión no será de cumplimiento efectivo.

¿Se puede actuar judicialmente sin la colaboración de las víctimas?

Es muy difícil hacerlo. El cuerpo, el relato de la víctima, son elementos muy gravitantes dentro de cualquier causa en la que se investigue un hecho enmarcado en violencia de gínero.

¿Cómo se puede detectar desde el entorno de una pareja esta situación?

Estando alerta a diferentes indicios que se pueden observar se puede advertir la existencia de episodios de violencia física o hasta evitarlos. Algunos de ellos son los celos extremos, el maltrato verbal, las humillaciones, descalificaciones, insultos, entre otros. Si se advierten todos o algunos de ellos, debemos sospechar que a puertas cerradas existan episodios de violencia o que si aun no han acaecido, probablemente devendrán.

El Dr. Andrís H. Bonicalzi es especialista en violencia de gínero, abogado de la Asociación de Víctimas de Violación (AVIVI). Para contactarlo, los interesados pueden hacerlo vía mail a andresbonicalzi@estudiobonicalzi.com.ar

Fuente: zonanortediario.com.ar