La Justicia obliga a una prepaga a cubrir los gastos educativos de dos chicos discapacitados

Es para que puedan concurrir a una escuela privada, los padres argumentaron que los colegios públicos de Escobar no están preparados desde el punto de vista arquitectónico.

Los adolescentes, de 12 y 14 años, se mueven en silla de ruedas por una afección que debilita los músculos. Una empresa de medicina prepaga deberá hacerse cargos de los gatos que demande la educación de dos hermanos discapacitados en un colegio privado de la localidad de Escobar. Así lo ordenó el juez en lo civil y comercial Luis María Márquez tras una acción de amparo presentada por los padres de los menores.

Fuentes judiciales dijeron que la resolución fue tomada contra la opinión de la defensora oficial de los menores, quien consideró que era un "despropósito" obligar a la prepaga a brindar educación privada, debido a "razones edilicias" de los establecimientos públicos.

Los padres de los chicos, de 14 y 12 años, argumentaron que las escuelas públicas de la zona donde viven no están preparadas desde el punto de vista arquitectónico. Por eso, pidieron que OSDE cubriera el 100 por ciento de los gastos en una institución privada.

Los adolescentes padecen una discapacidad motora con diagnóstico de distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad que, con rapidez, provoca el debilitamiento de las piernas y la pelvis.

El juez consideró que estaba en juego no sólo el derecho a la salud, sino tambiín a la educación, "fundamental para permitir a adultos y niños la igualdad de posibilidades para participar y desarrollarse activamente en sus comunidades".

El magistrado recordó, además, que, según la legislación vigente, las empresas de medicina prepaga "han sido igualadas en cuanto a sus obligaciones prestacionales" con las restantes obras sociales, por lo que "no puede desentenderse de sus responsabilidades en materia social en forma arbitraria o unilateral".

Fuente: zonanortediario.com.ar