Violento asalto en una fábrica de artículos de cocina de Pablo Podestá

Por lo menos tres ladrones ingresaron a robar a una fábrica de artículos de cocina en la localidad bonaerense de Pablo Podestá; terminaron llevándose unos 50 mil pesos de la caja.Por lo menos tres ladrones ingresaron a robar a una fábrica de artículos de cocina en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, en donde golpearon y redujeron a todos los presentes y terminaron llevándose unos 50.000 pesos de la caja y cuatro armas que el propietario tenía inscriptas a su nombre.

De acuerdo a lo narrado por fuentes policiales, este robo ocurrió ayer, cerca de las 6.50, cuando los empleados de una fábrica de ollas, ubicada en Río Cuarto al 2100, en la mencionada localidad del partido de Tres de Febrero, comenzaban un nuevo día de trabajo.

Una de las víctimas, de nombre Enrique, aseguró que todo comenzó cuando íl le abrió la puerta del comercio a un compañero suyo. En ese momento ambos fueron sorprendidos por un grupo de tres ladrones fuertemente armados.

“Le abro la puerta a un muchacho y en ese momento aparecen tres vagos con armas en la mano, le apuntan a íl en las costillas y a mí me pegan un golpe en la cabeza”, contó Enrique, hablando sobre el momento en que los asaltantes los forzaron su ingreso, redujeron al resto de los trabajadores que ya habían llegado y les ordenaron que se tiraran al suelo.

La víctima recordó que, tan pronto como se encontraron dentro de la fábrica, los ladrones le reclamaron a sus cutivos un dinero que ellos sabían que tenían para realizar unos pagos: “Nos empujan hacia adentro y lo único que decían era ‘la plata, la plata ¿dónde está el encargado? La plata o te hago pelota’”.

Según el empleado, mientras recibía patadas, insultos y órdenes, “lo único que pedía” era que no llegara al lugar el propietario de la empresa, ya que por la insistencia con la que preguntaban por íl “estaba seguro que lo iban a secuestrar”.

El dueño de la fábrica, aseguró sentirse “totalmente violado” y “alterado” por lo ocurrido y se mostró asustado por las circunstancias del robo y lo que "podría haber pasado" si íl se encontraba allí: “No sí si me vinieron a robar o me vinieron a buscar”.

Finalmente, los ladrones tomaron alrededor de 50.000 pesos de la caja y cuatro pistolas registradas a su nombre, y sólo 10 minutos despuís de haber ingresado salieron del lugar, subieron a un auto Renault Mígane gris con una franja amarilla en el que los esperaba un cuarto cómplice al volante y escaparon a toda velocidad.

“No manejamos esa suma de dinero todos los días, retiramos porque teníamos que hacer pagos a proveedores, no sí cómo se filtró esa conversación”, aseveró el dueño de la empresa en cuanto a la sospecha de que una persona que sabía los movimientos de efectivo de la empresa pudo dar aviso a la banda.

En la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 del Departamento Judicial San Martín y la comisaría 11ra. de Tres de Febrero, quienes hoy analizaban las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la propiedad en busca de pistas útiles para atrapar a los delincuentes.

Fuente: zonanortediario.com.ar