Victoria Calamar

Platense derrotó por 2-0 a Ferro en Caballito con dos golazos, uno de Borrego y el otro de Palavecino, y de esa manera regresó al triunfo tras cuatro fechas sin alegrías.

Partido táctico en Caballito, donde Platense cambió un poco su manera de jugar, ya que el ingreso de Marcelo Vega fue por Ramiro Cáseres, lo que terminó formando un medio con más marca de lo habitual.

En el comienzo del encuentro, el local salió en busca del arco rival, y la visita los esperaba en la mitad del campo de juego, lugar donde casi siempre lograba desconectar el ataque del Verdolaga, y cuando podía intentaba acercarse al área de Ferro. Con el mediocampo superpoblado de jugadores, se notaba con el correr de los minutos que quien pegaba primero, iba a pegar dos veces. Sobre los 38 minutos reciín llegó la primera situación clara, cuando Lautaro Torres probó a Jorge De Olivera, quien respondió como casi siempre lo hace. Minutos despuís, Cristian Tarragona tuvo su chance, pero Andrís Bailo le dijo que no.

Cuando parecía que se iban al descanso con el marcador en blanco, Elías Borrego con un remate al ángulo derecho del arquero, abrió la cuenta para Tense, premio a la efectividad, que en estos partidos cerrados es fundamental.

En el complemento, el Marrón retrocedió algunos metros en el terreno, jugando de manera muy inteligente con la ventaja conseguida. El equipo que dirige Alejandro Orfila, entró en desesperación, ya que no podía penetrar el cerrojo del Calamar, que mostraba mucha solidez atrás.

Sobre los 18 minutos, el público comenzó a pedir que su equipo se mueva más, leyendo que se le hacía difícil acercarse a la valla de Dida. Entrada la media hora de juego, una jugada de contra finalizó con un potente remate de Cristian Amarilla, que se estrelló en el travesaño. Pero este sábado, Platense estuvo muy efectivo, y en otra contra, Agustín Palavecino con un remate potente, metió el balón en el ángulo derecho del arquero para sellar el 2-0.

Seguramente el partido en Caballito no fue vistoso ni entretenido, pero desde lo táctico fue muy efectivo e inteligente a la vez, lo que sirvió para conseguir un triunfo que tiene un valor incalculable en este momento, dado que Platense venía golpeado desde los resultados.

El domingo 4 de noviembre, Tense recibirá a Chicago, una linda prueba para el equipo de Fernando Ruiz, que buscará seguir subiendo en la tabla de posiciones, y tambiín en la otra.

Fuente: zonanortediario.com.ar