Victorio Pirillo: “El sistema de salud está al borde del colapso y eso que estamos aún en remera”

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López, Victorio Pirillo, habló con “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario Online. En la charla se refirió a las paritarias locales y analizó la situación del distrito en el marco de la pandemia de Covid-19.

Consultado al comienzo de la nota sobre las negociaciones salariales para este año, Victorio Pirillo explicó: “El primer paso fue dado que es que legalmente el empleador puede seguir con la temática que históricamente primó en Vicente López que es que las paritarias por ser anuales, sean en julio, a excepción de los últimos años que se pudieron adelantar. Ahora nuevamente recibimos una notificación de que estaba dispuesto nuevamente a adelantar la discusión al 5 de mayo. Nos agarra en un contexto complejo y trillado, por el alto índice de exposición que tienen los trabajadores ante esta pandemia que castiga a la humanidad, más en estos últimos días en que el pico de contagios se disparó. Tenemos un alto grado de trabajadores muy presionados, especialmente en salud, con los hospitales al borde del colapso. Tenemos sectores expuestos como son los esenciales”.

Asimismo en cuanto a como está la situación sanitaria del distrito, remarcó: “Estamos bastante complicados. Muy complicados. El hospital Houssay tiene saturada la guardia, con 11 pacientes en total. Tenemos la UTI con 14 pacientes completamente llena. Estamos muy complicados, muy sobrecargados y muy saturados. El personal se ve un tanto desbordado, como el país. No lo digo yo, lo dicen oficialistas y opositores, y principalmente todos los esquemas sanitarios. El sistema de salud está al borde del colapso y eso que estamos aún en remera y no entramos de lleno en el frío y el invierno, cuando el virus ataca más. El sector político pierde tiempo en cosas que a la gente no le importan. Son egocéntricos, hablan de las PASO y de las elecciones generales como si fuera un problema de la gente y es un problema de ellos. Tenemos un estadio de River lleno de muertos, estamos llegando a 70000. A la gravedad de la cosa y al abandono en el que está la población entera, no hay una dirigencia a la altura de las circunstancias y no hay un correlato de medidas entre unos y otros que lleve tranquilidad a la población y que demuestre que estamos siendo guiados por gente que no solo nos va a sacar del problema sanitario sino también en lo económico, que estamos viendo que los salarios no alcanzan y hay un montón de comercios que están cerrando y con la consecuencia de los trabajadores que están perdiendo su empleo. El panorama es crítico y no hay dirigencia a la altura”.

En ese sentido, acerca de la disputa entre Provincia y CABA, Pirillo opinó: “Son tácticas distractoras, fuegos de artificio. No le interesa a nadie lo que dicen ellos, objetivamente. Hablo con un comerciante que está cerrando sus puertas, ¿qué le importa lo que dicen ellos? Solo a ellos les importan las PASO, las elecciones, el otro día veía un debate televisivo en el que hablaban de adelantar, ¿qué se yo? Ese discurso que arman, me tienen sin cuidado, porque ni los escucho, no me interesa lo que dicen ellos. Me interesa el padecimiento de la gente, en la incertidumbre en la que están metidos. Aparte el grado exponencial al que estamos sometidos todos con este virus sin ningún medio de protección ante él, porque hasta las vacunas dejaron de ser efectivas por la mutación del virus. El cuadro es crítico como para perder el tiempo para escuchar a gente que le interesa inventar cuestiones para consumir semanas. A la gente le importa cómo pasar cada día, ya ni planificación hay. Los que gobiernan hacen enfrentamientos mentirosos, que no existen y así se retroalimentan, y consumen semanas y van pasando sin solución alguna para la gente”.

Finalmente, ante la pregunta de cómo ve el rol de los sindicatos en la pandemia, Pirillo dejó en claro: “Tiene que ser más comprometido. Hay un querer hacer, pero es limitado por las cuestiones económicas y sanitarias, porque cuando uno quiere hacer algo, se encuentra con los sanitaristas y vas por el otro y te encontrás con los problemas económicos que no dan un marco de maniobra a las organizaciones. Entiendo que los empresarios mucho han perdido en sus ventas, en lo que es la parte estatal, mucha gente no paga sus rentas. Dentro de esta pandemia hay muchos vivos que han sacado muchos beneficios, como los de las prepagas. Y con el lema de quédate en casa, el sector privado ha cerrado su esquema porque no hay consultorios externos, laboratorios, ni pedidos de rayos, etcétera. Han bajado el nivel de demanda, pero las cuotas las han incrementado tres veces el año pasado y este año un 30% más, por eso pido al presidente, al gobernador y a los intendentes que les exijan que a su cartera de afiliados ellos paguen a sus asociados, comprándole al estado las vacunas. Las vacunas deben ser para los pobres, los médicos, los enfermeros, a los recolectores de basura, a los que no tienen nada, pero no seguir subsidiando a estos empresarios que lloran, pero siguen construyendo o abriendo centros hospitalarios privados en distintos puntos del país”.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

loading...