Por fallo de la Corte Suprema volverá a prisión quien mató a Kevin Sedano

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso de queja de la defensa de Eduardo Sukiassian, quien fue condenado a tres años de prisión efectiva por atropellar y matar al adolescente Kevin Sedano aunque luego recibió la excarcelación, por lo que ahora deberá volver a la cárcel.Según el fallo del máximo tribunal del país, fechado el 23 de junio y al que hoy accedió Tílam, "que el recurso extraordinario, cuya denegación dio origen a esta queja, es inadmisible (…) Por ello (…) se desestima la queja".

Claudio Mazaira, abogado de la familia Sedano, informó a Tílam que la defensa de Sukiassian había apelado la condena primero ante el Tribunal de Casación bonaerense y luego ante la Suprema Corte provincial pero en ambas ocasiones el recurso fue rechazado.

La defensa quiso entonces presentar un recurso extraordinario ante la Corte bonaerense que fue declarado inadmisible, por lo que presentó una queja ante la Corte nacional, la que finalmente desestimó el reclamo.

Ahora, según Mazaira, el expediente vuelve al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de San Isidro que condenó a Sukiassian en primera instancia para que ordene la detención del joven.

Es que, el condenado estuvo detenido dos meses, desde marzo de 2007 hasta mayo del mismo año, por lo debe volver a prisión, indicó el letrado.

Ante esta situación, el particular damnificado tiene previsto presentar en las próximas horas ante el tribunal, integrado por los jueces Mónica Tisato, María Coelho y Federico Ecke, un pedido para que se le niegue al condenado salir del país mientras se ordena y concreta la detención, añadió Mazaira.

Kevin, de 14 años, murió el 1 de mayo de 2002 cuando salió junto a amigos de un local bailable ubicado frente a la Quinta Presidencial de Olivos, en el partido de Vicente López.

A llegar a la avenida Del Libertador y Corrientes, el adolescente fue atropellado por Sukiassian (29), por lo que sufrió graves heridas y fue trasladado a un sanatorio privado donde estuvo internado hasta que finalmente murió el 8 de mayo de 2002.

En marzo de 2007, el TOC 7 condenó al automovilista a tres años de prisión y en mayo el mismo tribunal le otorgó el arresto domiciliario por buena conducta.

Luego, la defensa pidió la libertad condicional que le fue otorgada, pero el Tribunal de Casación bonaerense finalmente dejó sin efecto ese beneficio y dio como pena cumplida sólo los dos meses que había estado preso.

Tras la muerte de Kevin, su madre, Vivian Perrone, se convirtió en una de las fundadoras de "Madres del Dolor", una entidad que, entre otras actividades, brinda asistencia y contención a víctimas y familiares de hechos de violencia.

Fuente: zonanortediario.com.ar