Chávez rompió relaciones con Techint

El presidente de Venezuela declaró ayer que el gobierno tomará todos los activos de Ternium-Sidor, que estaba en manos de Techint; la empresa reaccionó con mucha sorpresa, ya que el acuerdo entre ellos y el gobierno venezolano estaba casi cerrado.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo ayer que su gobierno tomará todos los activos de la compañía siderúrgica Ternium-Sidor, que hasta hace unos meses era controlada por el grupo Techint, sin firmar un acuerdo con la empresa. "Han sido prepotentes, así que nosotros tenemos que tomar todas las empresas que ellos tienen aquí y que se vayan del país", señaló el mandatario para explicar la maniobra.

Según voceros de la compañía, se estaba en la etapa final de las negociaciones por una nacionalización de la firma con acuerdo de las partes. Por eso los dichos de Chávez generaron sorpresas entre los directivos de Techint.

Desde la empresa, señalaron que hubo una confusión con los tírminos. Se estaba negociando una cláusula de “indemnidad”, no inmunidad, para establecer que una vez cerrado el acuerdo, ninguna de las partes pudiera realizar reclamos. La misma cláusula se usó en convenios de Venezuela con CANTV y Electricidad de Caracas. Pero Chávez calificó de "aberrante" la petición de "inmunidad" que estaba haciendo Techint. "Fíjense hasta dónde llega la mentalidad de algunos empresarios, sobre todo los transnacionales; ellos no reconocen soberanía, tienden a desconocer que hay unos países, que hay un Estado, que hay una Constitución, ellos se sienten por encima de todo eso", continuó el presidente de Venezuela.

Por el lado de la empresa, manejan la posibilidad de demandar a Venezuela por la ruptura de la negociación. "Chávez decidió arbitraria y unilateralmente romper la negociación y avanzar hacia la expropiación. Nos causó sorpresa porque se estaba en la etapa final de las negociaciones", dijeron desde Techint. Los portavoces remarcaron que el grupo mantiene su predisposición al diálogo y subrayaron que Chávez había anunciado hace unos días que se estaba a punto de cerrar el trato.

Tambiín aclararon que la predisposición para que el trato se cierre sigue siendo buena. Señalaron que harán todo el esfuerzo para reestablecer el diálogo, y que ya estaba acordado un precio de 1.650 millones de dólares por la venta del 50 por ciento del capital de Sidor, dentro de un pacto por el que el grupo siderúrgico mantendría una participación del 10 por ciento. Pero tambiín declararon, en caso de que Venezuela tome una decisión por su cuenta, se elevará un reclamo al tribunal de arbitraje internacional del Ciadi.

La ley de nacionalización de Ternium-Sidor fue sancionada en mayo pasado. Entonces, Chávez la declaró empresa socialista de propiedad del pueblo e indicó que el Estado le pagaría a Techint.Antes de su nacionalización, el capital accionario de Sidor pertenecía a Ternium en un 60% y al Estado venezolano en otro 20%. El 20% restante de la propiedad estaba en manos de trabajadores y ex trabajadores de la empresa.

Fuente: zonanortediario.com.ar