A los vecinos de Olivos

Nos sorprendemos por lo vulnerable que somos los vecinos de Olivos ante los distintos problemas que nos aquejan. En primer lugar, todo lo relativo a la seguridad personal o vial; en segundo tírmino, la desidia y el desinterís de las autoridades comunales para tomar medidas preventivas y en tercer orden, el desapego por hacer que las acciones de los gobernantes estín orientadas al bien común y no al bien personal (ver el incremento patrimonial de los funcionarios).

Ahora la Quinta Presidencial esta iluminada a giorno y con empalizadas electrónicas que ante la más mínima libración estallan mil alarmas para cuidar a la primera ciudadana y eso está bien. Pero a 30 metros TREINTA METROS te chorean y te desvalijan la casa con el tufillo de la zona liberada, o en plena Avenida del Libertador asaltan comercios y saquean departamentos como si aquí no pasara nada.

Estos acontecimientos pasan increíblemente cada vez con mas frecuencia, ni que hablar de los aledaños de la Estación de Olivos donde los marginales alentados por los punteros del intendente radical Enrique García ocupan espacios públicos y hasta intentan cobrar peaje por cruzar el puente peatonal.

Esto es solo el diagnóstico, el remedio es muy sencillo y para las arcas de municipio muy barato se llama: CONTROL A TRAVÉS DE CÁMARAS DE SEGURIDAD, como las implementadas en Tigre.

Fuente: zonanortediario.com.ar