30.2 C
Buenos Aires
domingo, diciembre 4, 2022
InicioINFORMACIÓN GENERALSalud¿Cómo pueden salvarle la vida las pruebas de detección del cáncer de...

¿Cómo pueden salvarle la vida las pruebas de detección del cáncer de próstata?

La detección temprana del cáncer de próstata, incluso si no presenta síntomas, podría salvarle la vida. El objetivo de esta investigación es detectar la enfermedad en una fase tan temprana localizada en la próstata para obtener un mejor resultado del tratamiento.

Existen diferentes métodos para detectar el cáncer de próstata, sin embargo, algunos son mucho más recomendables que otros. A continuación, te contaremos más sobre esta enfermedad, y porqué un diagnóstico temprano podría salvarte realmente la vida.

¿Por qué hacerse una prueba de cáncer de próstata podría salvarle la vida?

El cáncer de próstata es una de las enfermedades oncológicas más prevalentes y mortales en la población masculina. Por lo tanto, cuando antes se haga el diagnóstico, menos intensivos serán los tratamientos y mayores serán las posibilidades de recuperación.

En este sentido, no solo podrá salvar su vida, sino que también podrá obtener una mejor atención médica con la finalidad de reducir las secuelas asociadas a determinados tratamientos para curar la enfermedad.

Para detectar temprano el cáncer de próstata, la Sociedad Estadounidense del Cáncer recomienda exámenes rectales digitales anuales y pruebas de cáncer de próstata en todos los hombres mayores de 50 años.

Sin embargo, en hombres de alto riesgo, es decir, pacientes de piel oscura o con antecedentes familiares de cáncer de próstata, algunas pruebas de detección como el cribado puede iniciarse a partir de los 40 años.

Afortunadamente, en los últimos años, la tasa de mortalidad ha disminuido gracias al desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas y tratamientos farmacológicos efectivos para tratarla a tiempo. Pero una de las principales incertidumbres asociadas a esta enfermedad es el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de próstata?

Por lo general, se realizan algunas pruebas de cáncer de próstata, como lo son el tacto rectal y la dosificación del antígeno prostático específico (PSA).

La primera es un procedimiento bastante sencillo que permite identificar, al tacto, cualquier alteración en la próstata. La segunda, suele realizarse después de los 50 años, y consiste en la detección de una enzima secretada por la glándula prostática y producida en grandes cantidades por las células cancerosas.

Sin embargo, los niveles de PSA más altos de lo normal pueden estar asociados con otras afecciones como la enfermedad inflamatoria de la próstata o hipertrofia adenomatosa benigna. El antígeno prostático específico es específico del tejido prostático, no del cáncer de próstata.

La combinación de estas dos pruebas permite identificar a los pacientes en riesgo que deberán someterse a una biopsia de próstata, pero no pueden identificar con certeza la presencia de cáncer, especialmente en una etapa temprana.

Como resultado, muchas personas sanas se someten a biopsia innecesariamente, lo que aumenta los costes para el sistema sanitario y las molestias para los propios pacientes.

De ahí la necesidad de realizar pruebas diagnósticas más fiables, utilizando nuevos marcadores que permitan limitar el número de biopsias, como las pruebas con muestras de orina.

¿Cómo detectar las señales de advertencia?

Incluso con pruebas de cáncer de próstata regulares, es importante prestar atención a ciertos síntomas. Estos síntomas no necesariamente significan que tenga cáncer. De hecho, pueden ser consecuencia de otros problemas de salud.

Sin embargo, es importante vigilarlos y no pasar por alto ningún signo inusual, tales como:

• Necesidad frecuente y / o urgente de orinar.
• Dificultad para orinar (necesidad de pujar, dificultad para orinar para iniciar o detener, flujo de orina débil o difícil de detener).
• Sentir que no ha vaciado la vejiga por completo después de orinar.
• Ardor o dolor al orinar.
• Presencia de sangre en la orina o el semen.

La enfermedad también puede causar problemas sexuales (disfunción eréctil, eyaculaciones dolorosas). Si el tumor se disemina, puede producirse dolor en los huesos (espalda, pelvis, piernas), así como fatiga y pérdida de peso. ¡Salvá tu vida ahora y hacete una prueba de detección temprana del cáncer de próstata!

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

Artículos relacionados

Últimas noticias

spot_img