Lo matan a golpes en la cabeza durante una pelea en Campana e intentan simular un robo

Un hombre de 31 años fue asesinado a golpes en la cabeza con una viga de madera tras una pelea en la localidad bonaerense de Campana y por el crimen detuvieron a un joven como acusado de haber intentado simular un robo, informaron hoy fuentes judiciales.

La víctima, identificada como Yon Villegas, permaneció internada una semana en el hospital San José del mencionado distrito, situado a unos 80 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hasta que ayer falleció a raíz de las lesiones sufridas.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el hecho se registró en la madrugada del 21 de julio último durante los festejos por el Día del Amigo, en calles Rígoli y Di Luca del barrio Lubo, a dos cuadras de la ruta nacional 9.

En esa ocasión, Villegas fue a la casa de un joven con el que tenía diferencias de larga data y, tras un intercambio de palabras, el agresor tomó una viga de madera con la que lo golpeó en la cabeza.

La víctima quedó tendida en el suelo y fue trasladada de urgencia al hospital local, donde estuvo internada en terapia intensiva por hundimiento del temporal y el parietal izquierdo, lo cual finalmente le provocó el deceso.

Según los voceros, la fiscal de la causa, Laura Brizuela, dispuso tomar una serie declaraciones testimoniales para determinar lo que había sucedido.

Es que en un principio el llamado al 911 que alertó a la Policía había indicado que Villegas había sufrido un robo y que en ese marco lo golpearon.

Sin embargo, algunos vecinos y allegados al presunto agresor señalaron que, en realidad, hubo una discusión que culminó con el ataque.

De esta manera, la fiscal ordenó un allanamiento el sábado por la madrugada en la vivienda donde sucedió el crimen y detuvo al sospechoso, llamado Alan López (22).

Allí, los policías hallaron una viga de madera y unas zapatillas que pertenecían al imputado con manchas de sangre.

Las fuentes añadieron que también secuestraron una gorra blanca de la víctima y que fue reconocida por una hermana suya.

“Una de las personas que estuvo en el momento del hecho le quitó la gorra para simular el robo”, dijo a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Por su parte, López quedó detenido por el delito de “homicidio simple”, que prevé una pena de entre 8 y 25 años de cárcel, tras negarse a declarar ante la fiscal Brizuela.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Télam)