Galmarini: “Hay una distancia entre el Gobierno Municipal y lo que los vecinos estamos reclamando”

En una entrevista para “Aquí no ha pasado nada”, espacio radial de Zona Norte Diario; el joven presidente del Partido Justicialista de San Isidro habló de las próximas internas del PJ, la gestión de Gustavo Posse, la problemática de seguridad y las políticas sociales en el partido; entre otros temas.
Al ser consultado sobre como está institucionalmente el PJ de cara a las próximas internas, Galmarini explico que “en definitiva nosotros lo que hemos iniciado hace ya varias semanas es el cronograma electoral que dispuso el concejo provincial del PJ, ese cronograma indica que hasta el día de ayer se llevó adelante una reafiliación que resultó masiva, no solamente por la gran cantidad de vecinos (más de 5500 vecinos se afiliaron al partido), sino que además por una complejidad extra que no teníamos en cuenta y que me parece que es importante y va a ayudar a trasparentar la relación de los partidos políticos con la sociedad; y que fue que además de las fichas que todo el mundo conoce, se requirió para entregar en la justicia una fotocopia del DNI a cada afiliado.
De este modo uno claramente puede ver que no es tan fácil afiliar y que además la gente no esta fácilmente dispuesta a entregar el documento. Iniciado este proceso electoral, de aquí en adelante tendremos el cierre de listas y la elección el 30 de Noviembre.

Agregó tambiín que “hace rato que veo que este proyecto que nosotros iniciamos hace ya más de cuatro años que era modernizar, adaptar, intentar que al gente sienta que hay un partido que propone soluciones, que propone el debate, que propone ideas. Despuís de muchos años de esfuerzo de trasparentar esta relación, mostrándole a los vecinos como se financia, como se ejerce la actividad política y de alguna manera creo que el resultado se ve en esta masiva concurrencia de los vecinos a la afiliación. Y de alguna manera creo que tambiín que existan jóvenes que están tratando de conducir agrupaciones y estando en el día a día con los vecinos hace que la gente sienta que hay un refresco que hay caras nuevas, y permite que la política y el PJ tengan una nueva relación con los vecinos”.

Galmarini tambiín se refirió a las intenciones de Miguel Pereyra, cercano al Intendente Gustavo Posse, de participar en las internas del PJ sanisidrense y expresó que “hoy lo que estamos tratando de discutir y poner en debate y eje central de esta discusión para la argentina que queremos construir y transformar, que definitivamente no vuelva a lo que ya conocemos y no queremos para nuestro país, me parece que es solidarizarnos con la reconstrucción de los partidos, tener en cuenta que hacen falta partidos políticos fuertes, con una clara ideología, con convicciones, con su cultura, con su historia.
Me parece que esta intervención que hace el oficialismo en este caso no le hace bien a la democracia ni a San Isidro, porque en definitiva es una manera de captar dirigentes para que no haya debate sobre los muchos problemas que San Isidro tiene y que de alguna manera tratamos de aportarle soluciones o aportar una visión diferente sobre el tema”.

Tambiín destacó que “ellos tienen una tradición, una cultura política de sus inicios en el radicalismo y han ido transformándose de a poco en este nuevo vecinalísimo y acuerdan con uno u otro partido de acuerdo a la coyuntura política, obviamente esto es un claro oportunismo de acuerdo a las necesidades políticas de la coyuntura, yo creo que más allá de que uno puede evaluar si han sido favorables o no las decisiones políticas que han tomado en función de ganar o no una elección, me parece que lo importante es entender que más allá de ganar o perder elecciones, tambiín los partidos políticos somos formadores de opinión, somos los que instalamos la agenda de gobierno y planteamos la solución a los problemas; y creo que no alcanza solamente con que los partidos se presenten con una sigla o con un sello para ganar o para fiscalizar las elecciones. Ahí es donde entra nuestra discusión sobre esta política intervencionista que tiene el intendente Posse y que en realidad me parece que no hace más que dañar a San Isidro porque limita la visión de la oposición respecto a algunos conflictos, en definitiva me parece que es lamentable que esto suceda pero tambiín evidentemente la última elección ha dejado huellas; el intendente ha realizado la peor elección desde el ‘83 a esta fecha, y creo que alguno de los motivos tendrá que ver con la consolidación de un PJ que hace cinco años no tenía sede, no tenía espacio físico no tenía infraestructura tecnológica, no tenía llegada a la comunidad de San Isidro; y creo que hoy si el PJ sanisidrense esta instalado como una opción de gobierno, una opción de poder, y creo que la comunidad lo ve con la seriedad que el Partido Justicialista se merece”.

Al ser consultado sobre la problemática en seguridad que atraviesa el municipio, Galmarini dijo que “en las últimas campañas le hemos dedicado un lugar central al tema de la seguridad. No existen soluciones mágicas, no existen estos grandes anuncios como bajar la edad de imputabilidad que he escuchado los otros días como una solución radical e inmediata a un flagelo que abarca una complejidad mayúscula.
Yo digo hay dos momentos para atacar la inseguridad, uno es una política preventiva que abarque como el municipio, por la enorme cantidad de recursos y facilidades que tiene la comunidad de San Isidro para aportar como comunidad a esos problemas.
La provincia modificó la ley de menores, cómo San Isidro adapta esa ley de menores al nuevo fuero penal juvenil, cómo hace para intervenir con esos menores en conflictos con la ley y sus familias, cómo hacemos para prevenir el delito utilizando herramientas tecnológicas, no llenando las calles de policías, sino por ejemplo con la instalación de videocámaras, que va a generar mucha mayor sensación de presencia en los vecinos y los delincuentes que seguir insistiendo con programas que no han resuelto la problemática hasta la fecha.
Tambiín cuando uno da prioridad a una política de seguridad uno lo ve fundamentalmente reflejado en el presupuesto, San Isidro recauda más de 12 millones de pesos a travís de la Tasa de ABL que iba a ir a un fondo especial en materia de seguridad y hoy apenas gasta cerca de 7 u 8 millones de pesos, me parece que es ahí donde uno ve que hay una distancia entre el Gobierno Municipal y lo que los vecinos estamos reclamando”.

Es llamativo que con el gran presupuesto municipal de San Isidro combatir la desigualdad parezca tan complicado, en este sentido el Presidente del PJ local explicó que “San Isidro tiene apenas un 8% por debajo de la línea de pobreza por lo menos en tírminos estadísticos. Y creo que el municipio no ha tenido ni una política para urbanizar los barrios más humildes, para atracar todos los flagelos, ese circulo vicioso de padres con muchos hijos, chicos que carecen de educación y salud y probablemente una dificultad para trasladarlo generacionalmente; creo que romper ese circulo, atacar el fondo del problema: que la escuela llegue, que la salud llegue, que lleguen los servicios. Todavía tenemos una de las villas emblemáticas del conurbano bonaerense y la verdad que no se explica con los recursos que tiene San Isidro. Uno podría fácilmente simplificar haciendo la comparación con los municipios del conurbano más pobres. Y la verdad que no es la intención sino lo que nosotros venimos planteando es que no ha habido una política, no han tenido interís en resolver sino maquillar los problemas para que cuando hay algún conflicto nadie opine o por lo menos no salga a la luz”.

Fuente: zonanortediario.com.ar