Lejos de las Copas

En el Gigante de Arroyito se enfrentaban Tigre, quien pelea por entrar a las copas, y Rosario Central, que todavía no respira aliviado en la lucha por no descender.

Los rosarinos se plantaron con un clásico 4-4-2 con Papa y Danelón como carrileros, y el Kily González como organizador del juego. Los de Victoria continuaron usando su clásica línea de tres en el fondo.

En los primeros diez minutos el partido no tuvo una forma definida. Ambos equipos atacaban pero sin demasiada profundidad. Transcurridos veinte minutos un avance por derecha de Román Martínez y una media tijera de Matías Gimínez significaron el primer avance peligroso de Tigre.

La primer alegría “canalla” llego a los 35’ del PT. Tras un pase atrás de Tomás Costa y un zurdazo de Danelón que se metió entre Islas y el palo, Central se puso al frente del marcador. Pero duro el regocijo; Dos minutos despuís un centro con suerte de Leyes, que no pudo sacar castellano, empató el partido y todo volvió a ser como al principio.

Ya en el segundo tiempo, a los dos minutos, un error en el fondo de Tigre termino en un golazo de Vizcarra. Pero otra vez la mufa sobrevoló rosario. Tres minutos mas tarde un centro perfectamente ejecutado por Ereros y un dudoso cabezazo de Román Martínez pusieron todo, otra vez, en igualdad.

Pero este partidazo no iba a terminar así. Faltaba que apareciera la figura canalla. A los diecinueve minutos “Tomi” Costas con un zurdazo por arriba de Islas puso en ventaja a Central y a los treinta y uno Vizcarra sello el 4 a 2 definitivo.

Así Rosario Central se alejo de la promoción y Tigre desaprovecho la oportunidad de meterse en la lucha por ingresar a algún torneo continental.

En la próxima fecha Tigre recibe a Argentinos Juniors, mientras que Central visita al siempre complicado San Martín de San Juan.

Fuente: zonanortediario.com.ar