San Isidro: Rugbiers le pegaron en un boliche y lo dejaron internado

El hecho ocurrió a la salida del boliche House, en San Isidro; sufrió fractura de cráneo y un edema en el cerebro.Un joven de 26 años recibió una terrible golpiza a la salida de un boliche, por un grupo de rugbiers que lo desafiaron y terminaron agrediíndolo de "traición", luego de que íste se negara a pelear, según informaron fuentes al diario ARG Noticias.

El joven, conocido como John, fue internado y se encuentra en terapia intensiva, aunque evolucionando favorablemente. Sufrió una fractura de cráneo y un edema menor en el cerebro. En las próximas horas le harán una tomografía y, de salir bien, lo pasarán a sala normal. Anteriormente había sido observado por tres mídicos en el Hospital Italiano.

El hecho se produjo el sábado 27, a la salida del boliche House, en San Isidro. John había ido a bailar con un grupo de amigos y cuando se estaban yendo, uno de los rugbiers le pega un golpe a mano abierta. Al ver lo que pasó, uno de los amigos de John intentó hacer que el agresor se retracte, pero para evitar inconvenientes, terminaron yíndose del lugar.

Sin embargo, al darse media vuelta, otro de los rugbiers vuelve a tener la misma reacción para uno de los amigos de John, por lo que se dirigen a la seguridad del lugar pidiendo ayuda, aunque ístos les dijeron que se vayan del boliche y que "no molesten".

Afuera, el grupo de rugbiers fueron en busca de John y sus amigos. Según le relataron el hecho a ARG Noticias, fue allí donde sucedió todo. Cuando parte del grupo que estaba con el agredido escapaba para que no les pegaran, se dan cuenta que faltaba su amigo. Al regresar, lo encuentran inconsciente en el piso.

A John le pegaron "a traición", según describieron fuentes que estuvieron presentes en el lugar. El golpe lo tiró, de manera que impactó su cabeza contra los adoquines.

Los rugbiers pertenecen al club Olivos Rugby Club (ORC), mientras que John, quien juega al fútbol en el Club Defensores de Olivos, recibió un mensaje de aliento por parte de sus amigos. Los amigos quisieron hacer la denuncia en la Comisaría Nº1, de San Isidro, pero no se la tomaron.

Fuente: zonanortediario.com.ar