Claramunt propone un Banco de Tierras para San Isidro

Lucía Claramunt, concejal del Frente de Todos, presentó un proyecto de ordenanza para la creación del Banco de Tierras en San Isidro. La iniciativa propone la conformación de un organismo encargado de registrar, administrar y desarrollar una reserva de tierras e inmuebles públicos a fines de promover políticas concretas que garanticen el acceso justo a la vivienda, el suelo y el hábitat en el distrito.

Consultada sobre el proyecto, la edil afirmó: “En sintonía con las políticas impulsadas por el Gobierno Nacional y Provincial, presenté un proyecto para crear el Banco de Tierras en nuestro municipio. Es un primer paso para comenzar a resolver una problemática que se fue agudizando con el paso de los años y, en este contexto de pandemia, se volvió una cuestión crítica para muchas familias. Los nuevos vientos políticos de la Argentina nos dan una gran esperanza y, sobre todo, herramientas concretas para trabajar entre todos en la resolución de estos problemas que afectan, con más fuerza, a los más de 42 mil habitantes de los 22 barrios populares de San Isidro”.

Entre los principales objetivos del Banco de Tierras, se encuentran la construcción de viviendas sociales, la creación y protección de espacios verdes, la producción de suelo urbano local, el desarrollo de lotes con servicios y la generación de espacios públicos comunitarios para uso educativo, social, cultural y deportivo. Además, se encarga de proponer, diseñar e implementar planes y programas en conjunto con el Estado Nacional, Provincial y otros actores de la sociedad civil. En ese sentido la edil manifestó: “Ayer, el Gobernador Kicillof comprometió la presencia del Estado Provincial y anunció una importante inversión para enfrentar las problemáticas de la provincia en el marco del lanzamiento del Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat”.

El proyecto busca atender tanto al déficit habitacional cuantitativo y cualitativo como a la gestión de los espacios públicos. “El Banco de Tierras brinda herramientas para impulsar la construcción de viviendas sociales y la producción de lotes con servicios. De este modo, buscamos que los vecinos con déficit habitacional que viven y/o alquilan en San Isidro puedan acceder a una vivienda en un municipio en el cual los precios de los inmuebles se encuentran fuertemente presionados por la especulación inmobiliaria. Esta misma especulación es la que amenaza los espacios públicos y verdes del distrito con grandes desarrollos inmobiliarios que benefician a unos pocos, pero muchos vecinos resisten con convicción y organización”, detalló la legisladora.

“El Banco de Tierras es fundamental porque crea un andamiaje institucional que incorpora la participación y supervisión de organizaciones de la sociedad civil y el Concejo Deliberante. El acceso justo a la vivienda y el hábitat no es una problemática que afecta a unos pocos, sino que son elementos fundamentales para la planificación de un desarrollo urbano sustentable para San Isidro. Por eso, es muy importante que diseños mecanismos que fomenten la participación y la transparencia en las decisiones del gobierno municipal en estos temas”, concluyó Claramunt.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)

loading...