Tigre: detienen a un entrenador de kick boxing ucraniano acusado en un caso de narcolavado a nivel mundial

Este lunes al mediodía, la división Interpol de la Policía Federal capturó a un importante delincuente ucraniano acusado de integrar una organización internacional de lavado de dinero y venta de drogas. El hombre estaba prófugo desde 2019. En Buenos Aires, vivía y daba clases en un gimnasio con su propio nombre, sin usar un alias, en cercanías de Nordelta, en el partido de Tigre.

Se trata de Víctor Vargotskii, de 56 años, un conocido entrenador profesional de kick boxing y de artes marciales mixtas que residía en Canadá, el país que lo busca por la logística criminal por la que cargaba con una circular roja sobre su cabeza: lavar dinero y vender drogas a gran escala internacional.

La primera huella de Vargotskii data de 2018, según detallaron fuentes de la investigación. Ese año, el ucraniano nacionalizado canadiense fue arrestado en un operativo dentro de su departamento con elevadas sumas de dinero en su poder y varios kilos de hachís. Sin embargo, rápidamente salió de prisión.

Luego, en 2019, la Royal Canadian Mounted Police (RCMP), tras una investigación que duró dos años y que contó con la ayuda de la Drug Enforcement Agency, descubrió una organización de tráfico de dinero y drogas con ramificaciones en varios países del mundo, de la que Vargotskii, se cree, era parte.

En ese momento, el hombre no dudó y se fugó. En paralelo, la RCMP desplegó un megaoperativo con varios allanamientos en simultáneo en varias ciudad de Canadá y logró detener a 17 miembros de la banda.

Según detallaron fuentes del caso, la organización de la que era miembro Vargotskii fabricó un elaborado plan de blanqueo de dinero. Los integrantes de esta red recolectaban efectivo de distintos grupos criminales en Montreal y luego lo introducían al sistema para que aparente ser legal. Pero no solo ofrecían ese “servicio”, sino que ese dinero que ingresaba al sistema lo sacaban de Canadá y lo depositaban en otros países

Primero movían todo lo que se recaudaba en Montreal a través de varias personas y oficinas de cambio en Toronto. Luego lo transferían al Líbano, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Estados Unidos y China. Entonces, esos fondos después volvían a países exportadores de drogas, como Colombia y México.

Con este procedimiento blanquearon importantes cantidades de dinero provenientes de actividades ilícitas, incluido el narcotráfico.

Tras estar prófugo, el primer indicio que guardaban los investigadores era que el profesor de kick boxing estaba escondido en la Argentina. Sin embargo, en marzo pasado escapó a Uruguay. Allí estuvo durante un tiempo hasta que regresó al país hace poco tiempo atrás de manera ilegal.

Vargotskii tenía la coartada perfecta en el país. Su condición y sus habilidades físicas se lo permitían, porque además de ser miembro de una banda de tráfico de dinero y drogas a nivel global sabía pelear. Vargotskii consiguió un trabajo como instructor de kick boxing en el gimnasio Viken Fightclub, ubicado en Rincón de Milberg, en Tigre, cerca del complejo Nordelta.

En una entrevista con Olé que data de abril de 2019, el reconocido peleador de UFC chileno Icho Larenas presentó el gimnasio Viken, donde se anunciaba como su director. “Entrené con Víctor Vargotskii, quien fue seis veces campeón de kickboxing muay thai”, dijo al diario deportivo, mientras comentaba las credenciales de Vargotskii en el circuito UFC.

Allí fue donde la división de Interpol de la PFA lo encontró el lunes por la tarde frente a su lugar de trabajo, que permanecía cerrado por la cuarentena. Los investigadores creen que el hombre vivía por la zona. Sin embargo, Vargotskii lucía distinto a como se puede observar en distintos videos de cuando entrenaba a luchadores profesionales en Canadá. El pelo más largo, desmejorado. Tal vez ya resignado a que lo atrapen y así dejar de correr.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar / Infobae)

loading...