Marcelo Di Mario: “En Malvinas, los adultos mayores están en una preocupante situación de abandono”

El referente de Juntos por el Cambio de Malvinas Argentinas, Marcelo Di Mario, visitó en más de una oportunidad, junto a su equipo, el barrio PAMI de Villa de Mayo. “Es necesaria una respuesta urgente del Estado para los abuelos y abuelas de Malvinas Argentinas, ya que están en una preocupante situación de abandono social y sanitaria”, aseguró Di Mario, quien viene recorriendo el distrito como parte de una campaña para asistir y acompañar a los jubilados.

“Los adultos mayores sufren a diario el abandono del Estado. Hoy van por las jubilaciones, pero el desinterés de los tres niveles de gobierno es mucho más profundo. El barrio PAMI de Villa de Mayo es un reflejo de lo que pasa a nivel nacional, provincial y distrital”, sostuvo Di Mario tras la visita al barrio en la que, junto a su equipo, relevaron las principales problemáticas y necesidades de los jubilados para poder ayudarlos en trámites, turnos médicos y traslados como parte de la campaña que llevan adelante con la ONG Miles De Manos (MDM).

Son alrededor de 70 abuelos y abuelas que viven en las pequeñas casas que les fueron otorgadas por PAMI. “La vida allí se convirtió en un verdadero calvario, según relatan los mismos abuelos. Son víctimas constantes de la inseguridad y no cuentan con una debida atención de la salud, y esta es una situación que es previa a la pandemia y que ahora está agravada”, afirmó Marcelo Di Mario.

Con respecto a la atención sanitaria, Di Mario señaló: “El médico a cargo del barrio va una vez por semana y los abuelos aseguran que es una visita formal y que no los atiende debidamente. Una vecina que padece una enfermedad renal fue a atenderse a la salita y le dijeron que no podía pasar, y le indicaron que se levante la remera en la vereda para que puedan verla a través de la ventana. Esta es sólo una de las malas experiencias que con el equipo relevamos en la visita al barrio”.

“Nos da mucha tristeza ver quienes deberían estar tranquilos y cuidados, son los que más sufren. Los mismos abuelos nos cuentan que hay gente viviendo allí que no es jubilada y que es agresiva con ellos. Viven muy angustiados. Una vecina incluso nos pidió ayuda para hacer una denuncia ante organismos de Derechos Humanos”, finalizó Di Mario.

Fuente: (www.zonanortediario.com.ar)