"La droga y las armas impactan muy fuerte en la violencia de los delitos"

El senador provincial Sebastián Galmarini se acercó junto a Gonzalo Beccar Varela y Juan Medina, concejales del bloque del Frente Renovador de San Isidro, al barrio de Boulogne para reunirse con vecinos preocupados por la creciente inseguridad de la zona y por la cantidad de basura acumulada en las calles.Los vecinos de la zona comprendida por las calles Sarratea, Lebenson, Uriarte y aledañas, se organizaron para presentar una carta a la Municipalidad de San Isidro y al Senado bonaerense donde solicitan mejorar la iluminación para aumentar la seguridad, colocación de cámaras de video vigilancia, el raleo de árboles del barrio y mejorar la limpieza de esas calles.

Una de las vecinas denunció que “con las luminarias actuales los vecinos prácticamente no podemos salir de noche debido a la poca visibilidad, tenemos miedo porque la falta de iluminación provocó un aumento en la cantidad de robos por jóvenes que andan drogados y armados por la calle”.

Al respecto, el senador Galmarini expresó a los vecinos: "nos vamos a ocupar del problema de inseguridad que existe en la zona, hay que tratarlo con mucha seriedad. Hay dos temas centrales que están impactando muy fuerte: la droga y las armas en las calles. Cualquier persona tiene la facilidad de conseguir un arma para salir a robar. Y la presencia de armas aumenta notoriamente la violencia de esos delitos. Estos dos temas tienen que ser política de Estado”.

“Hoy en día los chicos están perdidos. Uno ve que no tienen más de 13 años que están drogados, armados y robando, que entran y salen de la comisaría porque nadie puede hacer nada porque son menores. Hay que cambiar esta situación y ubicarlos en lugares donde se les de otra oportunidad donde puedan estudiar y cambiar su vida”, opinó una vecina.

Desde el Honorable Concejo Deliberante, Beccar Varela y Medina acordaron presentar un proyecto para solicitar la instalación de nuevas luminarias y reclamar la mejora del servicio de barrido y limpieza de esta zona de Boulogne, como así tambiín la colocación de cámaras y postas policiales en toda la periferia de San Isidro. “El desafío es integrar todas las localidades, recuperar los espacios públicos para que los vecinos puedan disfrutarlos y sentirse más seguros. Vamos a trabajar para que el vecino pueda salir tranquilo a la calle”, comentaron.

Al finalizar el encuentro, Galmarini se refirió al reclamo de mayor seguridad: “Está claro que la inseguridad es uno de los temas más importantes que hay que resolver. Hay que invertir en materia de seguridad y nos comprometemos a trabajar en ello".

Fuente: zonanortediario.com.ar